Santiago. El ex candidato independiente Marco Enríquez-Ominami, quien llegó tercero en la primera vuelta de la elección presidencial en Chile en diciembre, anunció que votará por el postulante oficialista Eduardo Frei en los reñidos comicios del domingo.

Una proyección de la firma MORI, difundida antes del anuncio de Enríquez-Ominami, mostró que el multimillonario opositor de derecha Sebastián Piñera se impondría por un estrecho margen al candidato del bloque de centroizquierda que por dos décadas ha gobernado en Chile.

"Ante esta coyuntura histórica (...) declaro formalmente mi decisión de apoyar al candidato de este pueblo", dijo Enriquez-Ominami en relación a Frei, aunque reiteró que dejaba en libertad de acción a sus partidarios de la primera vuelta.

En las últimas semanas, el bloque oficial hizo una serie de gestos al ex candidato para conseguir su respaldo frente a lo que los analistas consideran como las elecciones más duras para el bloque oficial desde el retorno a la democracia en 1990.

En la primera vuelta del 13 de diciembre, Piñera venció con 44,05% de los votos, el candidato oficialista se ubicó detrás con 29,6%, mientras que Enríquez Ominami logró 20,13%.

Empate técnico.  En tanto, una proyección de la consultora Mori reveló este miércoles que empresario de derecha y el candidato oficialista se encuentran en un virtual empate técnico.

Según la proyección de la encuesta, la última antes de los comicios, Piñera obtendría 50,9% de las preferencias este domingo, mientras que Frei conseguiría 49,1%.

La diferencia entre ambos candidatos es menor al margen de error del sondeo que es de 3,0%.

Según el reporte de la encuestadora, los resultados muestran que "Frei ha acortado la distancia con Piñera, y que los acontecimientos después del término de la encuesta pueden acortar aún más una distancia".

El estudio de MORI fue realizado entre el 1 y el 9 de enero con una muestra de 1.200 casos en sectores urbanos y rurales.

Con información de Reuters