Santiago de Chile, EFE. El gobierno chileno llamó este viernes en una reunión bilateral con ministros de Argentina en Santiago a dar seguridad a los emprendedores y a cooperar en materia judicial, en medio del conflicto por la aerolínea Lan y la falta de reciprocidad en las solicitudes de extradición.

Diez ministros chilenos y siete argentinos participan este viernes en esta quinta reunión bilateral que se celebra de forma simultánea junto al segundo encuentro de intendentes chilenos y gobernadores argentinos de la frontera común.

La cita ha estado precedida por los problemas que la chilena Lan ha tenido en Argentina, donde un organismo estatal le ha dado un ultimátum que vence la próxima semana para abandonar un hangar que utiliza en el céntrico aeropuerto bonaerense de Aeroparque.

Sin mencionar este caso, el ministro chileno del Interior, Andrés Chadwick, abogó, al inaugurar el encuentro, por potenciar la actividad empresarial sin tener en cuenta el origen de cada compañía.

"Cómo nos gustaría a nosotros como gobierno de Chile, y estoy seguro de que estoy interpretando también el sentimiento y el querer del gobierno argentino, avanzar más en potenciar la acción de nuestros emprendedores", apuntó.

"Fortalezcamos la acción de nuestros emprendedores en cada uno de nuestros países, dándoles seguridades, dándoles acogida", añadió el ministro, que opinó que el emprendimiento "permite prestar mejores servicios" y generar "mayor bienestar".

El también jefe de gabinete del gobierno de Sebastián Piñera subrayó que es necesario fortalecer la cooperación bilateral "en la acción policial y judicial" y sacó a relucir la gestión de Chile en el caso del ex juez Otilio Romano.

Romano huyó a Chile en 2011 tras ser requerido por su país por su presunta participación en delitos de lesa humanidad durante la última dictadura argentina (1976-1983) y, tras denegársele el asilo, la Corte Suprema aprobó esta semana su extradición.

"Este ministerio que yo dirijo le negó el asilo. Los tribunales de justicia en nuestro país le concedieron la extradición. Hoy día esperamos que se materialice", resaltó Chadwick en medio de los aplausos de los presentes.

El caso de Romano se contrapone al de Sergio Galvarino Apablaza, un ex guerrillero procesado en Chile por el asesinato en 1991 de un senador pinochetista al que Argentina concedió refugio político en 2010, lo que bloqueó su extradición al país vecino y causó molestia en el gobierno de Piñera.

Tras la inauguración de la cita, en la que los cancilleres Alfredo Moreno, de Chile, y Héctor Timerman, de Argentina, repasaron los avances logrados en la integración bilateral, las autoridades se reunieron con sus homólogos de cada país para tratar asuntos concretos.

Está previsto que Piñera reciba este viernes a los ministros en el Palacio de La Moneda (sede de gobierno) y que Moreno y Timerman ofrezcan una conferencia de prensa al término del encuentro, que concluye este mismo viernes.