Santiago. Los partidarios de Sebastián Piñera comenzaban a salir a la calles de las diferentes ciudades de Chile para festejar el histórico triunfo del empresario de derecha, que este domingo se impuso en la segunda vuelta presidencial al oficialista  Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

Los adherentes del representante de la Coalición por el Cambio, el primer presidente de derecha electo democráticamente en medio siglo, se volcaban a las calles en improvisadas caravanas y con cánticos a favor del empresario.

Según el segundo cómputo oficial y contabilizadas el 96,61% de las mesas de todo el país, el candidato de la Coalición por el Cambio se impuso por 51,61% de los votos frente al 48,38% que obtuvo el ex mandatario.

Los adherentes del presidente electo coincidían en la necesidad de la alternancia en el poder, después de 20 años de gobierno de la coalición de centroizquierda Concertación. “Viva el cambio”, “el cambio llegó”, repetían sus partidarios.

Los partidarios también celebraban que éste sería un gobierno de unidad y se mostraban confiados en que el presidente electo combatiría la delincuencia con mano firme, tal como lo prometió durante su mandato.

El acto central reunió a cerca de 60 mil personas en las afueras del Hotel Crowne Plaza de Santiago, en las cercanías de Plaza Italia, lugar donde tradicionalmente los chilenos se congregan para festejar los triunfos.