Santiago/Lima. Chile impugnará la competencia de la Corte Internacional de La Haya para tratar la demanda marítima peruana, en la contra demanda que debe entregar el país austral ante el tribunal, a más tardar, el próximo 9 de marzo.

Según consignan medios locales, que citan a fuentes diplomáticas, la presentación chilena contendrá argumentos de fondo y jurisdiccionales, entre éstos, la excepción de incompetencia de la instancia internacional.

Chile considera que los límites marítimos con Perú fueron fijados con acuerdos suscritos en 1952 y 1954. Sin embargo, para este último país sólo se trata de acuerdos pesqueros que no establecieron la delimitación.

Una versión del periódico local La Tercera señala que la postura chilena será sostener que "no existe controversia al existir tratados vigentes y un ejercicio efectivo de soberanía chilena en el territorio pretendido por Perú”.

Además, aludiría al Tratado de 1929, que establece que una eventual controversia por el límite terrestre entre ambos países debe ser resuelta por el presidente de EE.UU.

La presentación también incluiría cartografía peruana que reconoce los límites sostenidos por Chile.

Coordinación. La información se conoce luego de que la saliente presidenta, la socialista Michelle Bachelet, recibiera a su sucesor, el derechista Sebastián Piñera, quien asumirá dos días después del plazo límite establecido para presentar la contramemoria.

Según la versión recogida por el diario chileno El Mercurio, Piñera se comprometió a mantener la política adoptada por la actual administración, aunque todavía no ha tenido acceso al contenido de la contramemoria.

"En nuestro futuro gobierno vamos a defender con mucha firmeza y prudencia nuestro territorio, nuestro mar, nuestra soberanía y nuestros límites, y los legítimos derechos de nuestro país, y esperamos una oportuna, lógica y debida solución al caso", dijo.

Piñera ha manifestado su intención de “sacar del congelador” las relaciones bilaterales con Perú y ha abogado porque las diferencias en este asunto no afecten los lazos en otros ámbitos, postura que ha sido valorada por el mandatario peruano, Alan García.

Críticas peruanas. En tanto, el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez, defendió la “solidez” de los argumentos peruanos. “Tenemos la seguridad de que en los próximos años, cuando la corte de La Haya se pronuncie, nos dará la razón”, comentó.

Según consigna El Comercio de Lima, Velásquez indicó que Chile tiene “el derecho de argumentar lo que le conviene".

En tanto, el diario La República recoge la versión de ex diplomáticos y analistas peruanos, que consideran que el argumento chileno no tiene sustento jurídico.

“El Perú ha planteado la firma de un tratado delimitatorio marítimo de la frontera con Chile, y sobre eso es que tiene que presentar Chile la contramemoria en La Haya”, aseveró.