El presidente Sebastián Piñera y los aspirantes a una candidatura a la Moneda votaron este domingo en las primarias presidenciales en que las principales coaliciones oficialista y de oposición elegirán sus candidatos a los comicios del próximo octubre en Chile.

Aunque según el Servicio Electoral (Servel), a las 10:30 horas estaban constituidas el 98,15 % de las 13.541 mesas receptoras de votos del país, el flujo de electores era lento en los centros de sufragio.

Ello, pese a que en Santiago y demás regiones de Chile el transporte público reforzó sus servicios y también, según los empresarios del sector, se han visto autobuses supuestamente pagados por comandos políticos acarreando gratis a personas hacia los centros de votación, lo que legalmente está considerado una forma de cohecho.

En la primaria de la Alianza oficialista compiten Andrés Allamand, del partido Renovación Nacional (RN) y Pablo Longueira, de la Unión Demócrata Independiente (UDI).

En la opositora coalición "Nueva Mayoría" participan la expresidenta Michelle Bachelet por los partidos Socialista (PS), Por la Democracia (PPD), Comunista (PC) y otras formaciones menores; Claudio Orrego, por la Democracia Cristiana (DC), el independiente Andrés Velasco y José Antonio Gómez, del partido Radical Socialdemócrata ((PRSD).

La escasez de votantes llevó a autoridades y candidatos a formular coincidentes llamamientos a la gente a ir a las urnas.

El presidente Sebastián Piñera, tras votar en un colegio de Santiago Centro, llamó a los chilenos a participar para que "su voz se escuche con fuerza".

"Hoy por primera vez en nuestra historia tenemos primarias. ¿Qué significa esto? Que la voz de la gente se va a escuchar fuerte y clara en la elección de los candidatos", afirmó.

Tras sufragar en un colegio del municipio de La Reina, la ex presidenta Michelle Bachelet llamó también a votar.

"Yo quiero pedir a todas las personas mayores de 18 años que vayan a votar, porque cuando uno quiere cambios en el país la mejor manera de ejercerlos es con el derecho a voto", dijo en medio de un tumulto de periodistas, fotógrafos y cámaras.

"Aunque sea un día frío, que se levanten y elijan el país donde quieren vivir en los próximos años", añadió Bachelet, en alusión a la fría mañana santiaguina, con los termómetros bajo cero, aunque el cielo está despejado y el pronóstico es que la temperatura subirá los 15 grados.

Pablo Longueira, que votó también en el centro de Santiago, dijo que las primarias "prestigian a la democracia chilena" e invitó también a la gente a participar, además de asegurar que tiene "la convicción" de que ganará la elección oficialista.

Lo mismo dijo tras votar en el municipio de Lo Barnechea su contendiente, Andrés Allamand: "estoy convencido que vamos a obtener un gran triunfo y que en noviembre vamos a ganar a la lista de la Concertación (Nueva Mayoría)", dijo e invitó también a la gente.

En Antofagasta, donde fue el primer candidato en sufragar, el radical José Antonio Gómez manifestó su esperanza de que vote "sobre un millón de personas" y en lo personal se mostró optimista, pese a que la suya fue "una campaña modesta y bastante corta".

"Espero que vote la mayor cantidad posible de gente", dijo en tanto el independiente Andrés Velasco, ex ministro de Hacienda de Michelle Bachelet, tras votar en un colegio del sector santiaguino de Providencia.

"Es nuestro desafío convocar y alentar a la gente para que participe de este tipo de elecciones", añadió.