La Paz. El nuevo presidente chileno, el centroderechista Sebastián Piñera, confirmó en su puesto al actual embajador en Lima, al tiempo que nombró a un nuevo cónsul general en La Paz, en las primeras designaciones diplomáticas desde que asumió el cargo el pasado 11 de marzo.

Jorge Canelas Ugalde, que reemplazará como representante chileno en Bolivia a Roberto Ibarra, tendrá la misión de continuar la agenda de trece puntos, que considera la demanda marítima, que fue impulsada por los últimos gobiernos chilenos.

Gracias a esta agenda, las relaciones entre Santiago y La Paz se encuentran en sus mejores niveles después de muchos años, al punto que el presidente boliviano, el izquierdista Evo Morales, asistió a la toma de posesión de Piñera e incluso disputaron un partido de fútbol.

Sin embargo, la prensa chilena destaca este jueves que las intenciones de ambos países por avanzar en la normalización de sus relaciones diplomáticas –rotas desde 1964, con un breve receso entre 1975 y 1978- podrían verse empañadas con la designación de Canelas Ugalde.

El nuevo cónsul chileno fue autor en 1999 de un controvertido correo electrónico donde cuestionaba las conversaciones chilenas con La Paz.  "El mejor estado de nuestras relaciones con Bolivia es no tener relaciones", dijo entonces, recuerda el periódico online El Mostrador.

Canelas integraba por esa época la llamada Red Hamlet, un grupo de diplomáticos que se identificaban con la derecha chilena y que apoyaban y proveían de información al entonces candidato presidencial del sector, Joaquín Lavín, hoy ministro de Educación de Piñera.

Respecto a sus lazos con Bolivia, Canelas es nieto de Manuel José Canelas, hermano del periodista boliviano Carlos Canelas, y ex director del periódico Los Tiempos de Cochabamba.

Se trata de las primeras designaciones diplomáticas del nuevo gobernante chileno, que el pasado 11 de marzo tomó posesión del cargo de manos de Michelle Bachelet, la última gobernante de la centroizquierdista Concertación.

Continuidad en Perú. Piñera también ratificó en su cargo al embajador en Lima, Fabio Vio, en una señal por mantener inalterado el curso de las relaciones entre ambos países, que mantienen un litigio fronterizo en la Corte Internacional de La Haya.

Piñera y su par peruano, Alan García, se han comprometido a dejar el diferendo en el ámbito jurídico, con el objetivo de que ello no entorpezca las relaciones políticas y comerciales entre ambos países vecinos.

Perú asegura que los límites marítimos con Chile no están definidos. Santiago, en cambio, sostiene que éstos se encuentran establecidos en convenios firmados en la década del 1950, que para Lima sólo son acuerdos pesqueros.

Otras designaciones. En otras designaciones, Piñera nombró al ex diputado Darío Paya Mira como representante ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El nuevo mandatario también ratificó a  Alfredo García (Jamaica), Germán Guerrero (México), Manuel Hinojosa (República Dominicana), Juan Pablo Lira (Ecuador), Cristián Maquieira (Paraguay), Gonzalo Mendoza (Costa Rica) y Patricio Pradel (Trinidad y Tobago).

En cuanto a organismos o bloques regionales, el nuevo mandatario confirmó a Carlos Appelgren (Unión Europea y Bélgica), Eduardo Gálvez (Naciones Unidas) y  Mario Matus (OMC).