El chileno José Miguel Insulza fue reelegido este miércoles como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) para un nuevo período de cinco años.

Insulza fue elegido por primera vez como jefe de la OEA en mayo del 2005.

Brasil, la mayor economía de América Latina y otros países de la región, habían formalizado previamente su apoyo al chileno.

Bolivia, país que había criticado fuertemente la gestión de Insulza durante la crisis política de Honduras, se abstuvo de emitir su voto en la asamblea de la OEA, aunque no rechazó que el chileno fuera reelecto por aclamación.