China urgió este jueves a la comunidad internacional a que mantenga la "calma" y que "contenga" sus acciones, ante una posible intervención militar extranjera en Siria impulsada por Estados Unidos, después de que el gobierno de Barack Obama recibiera el primer visto bueno en el Congreso de su país para ello.

El portavoz chino del ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, reiteró la oposición de Beijing a una acción militar en el país árabe que, según destacó, contradiría "la ley internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales".

"Una acción militar unilateral podría complicar más la situación así como la inestabilidad de la región", advirtió el portavoz, informó la agencia de noticias EFE.

Preguntado sobre el escenario en el que China "aprobaría" una intervención militar, Hong se limitó a reiterar que "hay que esperar a los resultados de la investigación independiente, profesional e imparcial de la ONU" sobre las denuncias de uso de armas químicas en Siria.

En opinión de China, la respuesta de la comunidad internacional debe responder únicamente a las conclusiones de la investigación de la ONU y no a las de un único país, como en este caso a las de EE.UU., que acusa al gobierno de Bashar al Assad de haber empleado esas armas.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU aprobó ayer una resolución que autoriza un ataque militar en Siria, mientras Obama busca apoyo internacional para castigar al gobierno sirio por el supuesto uso de armas químicas.

Por eso se espera que Obama trate de lograr apoyos en la cumbre del G20 (países ricos y emergentes) que comenzó hoy en la ciudad rusa de San Petersburgo, y donde mantendrá varias reuniones bilaterales con sus pares, aunque no con el ruso Vladimir Putin.

Insurgentes tomaron población cristiana. Rebeldes sirios tomaron la histórica población cristiana de Malula, según mostraron hoy varios videos publicados por la oposición armada en Siria a través de Internet.

En las imágenes se puede ver a rebeldes frente a iglesias y calles vacías. El opositor Ejército Libre Sirio aseguró a la agencia de noticias DPA que después se retiraron del lugar para evitar ataques de venganza por parte de las tropas del presidente sirio, Bashar al Assad.

Sin embargo otras versiones afirman que la retirada se debió a que la mayoría de los atacantes al enclave cristiano, pertenecían al Frente Al Nusra, aliado de Al Qaeda.

"Los yihadistas del Frente Al Nusra y rebeldes islamistas atacaron ayer un retén del régimen a la entrada de Malula, matando a ocho soldados", afirmó el opositor Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres.

"Un vehículo conducido por un suicida explotó frente al retén dando la señal del ataque", agregó esta organización.

Malula está situada 55 kilómetros al norte de Damasco, es uno de los más famosos pueblos cristianos de Siria, en el que sus habitantes siguen utilizando el arameo, la lengua que usó Jesucristo, transmitida de padres a hijos.

El lugar es conocido por sus iglesias y monasterios y por el dialecto del arameo de sus habitantes, que no se habla en ningún otro lugar.

El pueblo también es famoso por sus refugios troglodíticos que datan de los primeros siglos del cristianismo. La mayoría de los cristianos son griego-católicos.

El pueblo, de unos 5.000 habitantes, está protegido por un imponente desfiladero que se asoma al desierto sirio, un accidente geográfico que milagrosamente permitió su aislamiento y le jugó a favor de la preservación de esta lengua semítica insertada dentro de un país árabe.