Pekín. China rechazó este jueves las amenazas de Estados Unidos de que podría adoptar una posición rígida en temas comerciales y de divisas para asegurarse que sus bienes no enfrenten una desventaja competitiva, diciendo que su moneda yuan está a un nivel razonable.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo más temprano que su gobierno está presionando a China para que aplique las reglas comerciales existentes y abra más sus mercados, sumándose a una serie de temas que pesan sobre los lazos entre ambas potencias económicas.

Un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores respondió diciendo que el yuan está a un nivel razonable, y que China no busca deliberadamente una ganancia comercial frente a Estados Unidos.

"Por el momento, mirando el balance internacional de pagos y la oferta y la demanda en el mercado de divisas, el nivel del yuan está cerca de ser razonable y balanceado", dijo Ma Zhaoxu en una conferencia de prensa regular, repitiendo la posición estándar de China al ser criticada sobre su moneda.

"Las acusaciones y la presión no ayudan a resolver el problema", agregó.

Los fabricantes estadounidenses por años se han quejado de que las políticas de divisas de China dan a las compañías locales una ventaja injusta de precio. China dice que su tasa cambiaria es una materia interna.

Obama dijo este miércoles en una reunión con senadores demócratas que Washington está tratando de "adoptar una posición más rígida sobre la aplicación de las reglas existentes, poniendo una presión sobre China y otros países para que abran sus mercados de una manera recíproca".

Obama dijo que no adoptaría una posición proteccionista sobre China, la tercera mayor economía del mundo, advirtiendo que "excluirnos de ese mercado sería un error".