Pekín. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Yang Jiechi, dijo el domingo que las relaciones con Estados Unidos han sido "gravemente trastornadas", luego de un aumento en las fricciones entre las dos grandes potencias.

"La responsabilidad no recae en China", dijo Yang, hablando en una conferencia de prensa en actividades suplementarias a la sesión anual del Parlamento de China.

Pekín y Washington han pasado recientemente por un duro período, con diferencias en enero y febrero por la censura de China a internet, disputas comerciales, la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán y la reunión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con el exiliado líder tibetano, el Dalai Lama.

Estados Unidos "debe respetar los intereses centrales de China" en Taiwán y el Tíbet, agregó Yang. "Creo que Estados Unidos entiende muy bien los intereses centrales de China y sus principales preocupaciones", agregó.

"China siempre ha dado importancia a su relación con Estados Unidos", afirmó. "El apegarse con resolución a una postura de principios no es lo mismo que ser de línea dura", agregó.

Pero los dos grandes socios comerciales parecen querer bajar la temperatura de las disputas mientras intentan resolver cómo lidiar con Irán y Corea del Norte.

Pekín aún no ha actuado respecto a su amenaza de sancionar a compañías estadounidenses involucradas en la venta de armas a Taiwán, la isla autónoma que Pekín reclama como parte de su territorio.

La semana pasada, el primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo que quería suavizar las fricciones con Estados Unidos.