Los choferes sindicalizados del área urbana de La Paz iniciaron esta mañana movilizaciones en demanda de un reajuste tarifario, con concentraciones y marchas que provocaron congestionamiento vehicular en varias zonas y afectaron las labores escolares.

Los transportistas comenzaron su anunciada jornada de protesta pacífica con distintas concentraciones que posteriormente se dirigirán hasta el centro de La Paz para unirse cerca al mediodía en un cabildo en la plaza San Francisco. Antes protagonizarían una protesta en puertas de la Alcaldía de La Paz.

Desde uno de esos puntos de concentración, en la calle 17 de Obrajes, el dirigente Julián Manzaneda informó a la red PAT que decidieron dejar hoy sus vehículos para reclamar en las calles por el reajuste de tarifas y las sanciones que decidió aplicar la Alcaldía contra los infractores. “Se debe revisar el reglamento”, demandó.

La Razón Digital constató la ausencia de vehículos del transporte público y el despliegue de efectivos de la Policía en varios puntos del centro, la zona sur y Miraflores.

Aproximadamente a las 07.00 un grupo de transportistas intentó impedir el paso de vehículos en la calle 21 de Calacoto, pero la protesta fue despejada con la intervención de policías. Posteriormente el grupo de choferes se dirigió hasta la concentración de la calle 17 de Obrajes, donde la numerosa concentración de choferes obligó a un corte de ruta y provocó congestión vehicular.

Red UNO informó que los choferes también impidieron en pasoen la avenida Periférica, donde se concentraron para iniciar una marcha condestino al centro de La Paz.

Las movilizaciones de los transportistas afectaron el iniciode clases en algunos establecimientos, por lo que la Dirección Departamental de Educación de La Paz instruyó una tolerancia de hasta media hora. “Hemos instruido la tolerancia respectiva, de media hora, dependiendo también de lrecorrido y la distancia que los estudiantes realizan”, informó a la red PAT el director departamental de Educación, Basilio Pérez.

Los choferes paceños proponen crear una tarifa intermedia de Bs 2,00 para los viajes a las laderas; la restitución del pasaje de Bs 1,30 para los tramos cortos de micros y buses; redondear a Bs 2,50 la tarifa que cobran los minibuses y carrys en tramos largos (actualmente de Bs 2,40) y subir de Bs 3,00 a Bs 3,50 el pasaje por los recorridos largos en taxis de ruta fija (trufi).

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, no logró detener la movilización, pese a la reunión que sostuvo la tarde de ayer con los dirigentes de los tres sectores, en la que ratificó que no hay posibilidades de modificar la escala tarifaria vigente, mientras no haya una mejora del servicio de transporte. Sin embargo, los convocó a seguir dialogando.