Daniel y Diego Vega, hermanos cineastas de Perú, se unen al proyecto Gradiuate XXI para investigar qué hay detrás de la principal razón de abandono escolar en secundaria: la falta de interés por estudiar.

En las últimas décadas, los países latinoamericanos han logrado avances notables en el acceso a la educación secundaria. No obstante, casi uno de cada dos jóvenes en América Latina no se gradúa. Si bien los problemas económicos y de acceso siguen siendo obstáculos para completar la educación secundaria en ciertas zonas, en la mayoría de los países la permanencia se ha convertido en el mayor reto para la educación de futuras generaciones.

Recientes encuestas reflejan que la falta de interés en la educación es el principal motivo por el que los jóvenes latinoamericanos abandonan los estudios.

“Un tema que siempre estuvo presente en nuestras conversaciones con jóvenes que habían dejado los estudios era la falta de motivación, pero nunca nombrada como una de las causas principales. Y esto es lo que llamó nuestra atención. Que esté presente acompañando los grandes problemas, como si fuese el estado natural de las cosas. Así que nos pareció interesante indagar más sobre este tema”, señala Diego Vega.

“Nuestra investigación nos llevó al caso particular de una adolescente que nos pareció representativo de muchos chicos decepcionados por su experiencia en el sistema educativo. Uno de los retos es que ante la existencia de los problemas que siempre estarán ahí, la escuela consiga convertirse en un estímulo para el alumno del siglo XXI”, resalta Vega.

En el 2010 Daniel y Diego Vega irrumpieron en el mundo del cine con el exitoso debut de su primera película, “Octubre”. Los hermanos Vega se suman al grupo de reconocidos directores latinoamericanos que han prestado sus talentos al proyecto Graduate XXI: Mariana Chenillo de México, Pablo Fendrik de Argentina, Carlos Gaviria de Colombia, y Flavia Castro de Brasil.

Gádor Manzano, coordinadora de Graduate XXI, resaltó que iniciativas como ésta “dan voz y participación activa a todos los sectores de la sociedad para enfrentar el problema del abandono escolar y hacer posible una educación de calidad para todos. El interés en estas iniciativas subraya que los ciudadanos quieren una mejor educación para tener un futuro mejor”.