Bogotá, Xinhua. El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo este jueves que Colombia no permitirá la violación de su soberanía por parte de ningún país, luego de que Nicaragua anunció una oferta de bloques para exploración y explotación de hidrocarburos en el mar Caribe, en territorios que considera suyos.

"Que quede claro, que nadie se le ocurra meterse en el territorio colombiano, que a nadie se le ocurra violar la soberanía colombiana, eso muy francamente me parece que es el mensaje que cualquiera que esté interesado debe conocer", afirmó el ministro colombiano de Defensa a periodistas.

Nicaragua anunció el miércoles que busca adquirir al menos ocho embarcaciones para ejercer y resguardar su soberanía en las aguas del mar Caribe restituidas el 2012 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), tras el litigio que sostuvo con Colombia.

El gobierno nicaragüense señaló que el objetivo es fortalecer las capacidades operativas de la fuerza naval del Ejército.

Pinzón reiteró que su gobierno es respetuoso del interés de Nicaragua de comprar armamento naval y de ponerlo en el mar Caribe, en la zona que la CIJ entregó a Managua y que Bogotá considera como suya.

"Hay países en el continente que adquieren todo tipo de equipos, ofensivos, etcétera y Colombia nunca termina interviniendo en esas decisiones; respetamos la soberanía de los demás países", aclaró Pinzón.

El 19 de noviembre de 2012 el tribunal de Naciones Unidas con sede en la ciudad holandesa de La Haya falló a favor de Nicaragua, en cuanto a su reclamo de delimitar la frontera marítima con Colombia, con lo cual la CIJ restituyó al país centroamericano unos 90.000 kilómetros cuadrados en el Caribe más allá del meridiano 82.

Por su parte, el presidente colombiano Juan Manuel Santos afirmó que los colombianos "no pueden tener ningún tipo de miedo" frente a las pretensiones de Nicaragua de ampliar su mar territorial.

"En el caso de Nicaragua, no vamos a permitir ningún tipo de exploración por parte de ninguna empresa petrolera en aguas colombianas. Nosotros somos respetuosos de las decisiones de otros países soberanos de compra militar y tengan la seguridad que vamos a defender nuestra soberanía", dijo el mandatario a periodistas.

El pasado 20 de julio el presidente Santos afirmó que los ciudadanos colombianos pueden estar tranquilos porque "nos hemos también preparado juiciosamente para enfrentar cualquier nueva demanda o acción que pueda presentar Nicaragua en su ánimo expansionista" en el mar Caribe.

El gobierno de Colombia contrató a la firma inglesa Volterra Fietta para estudiar los mecanismos jurídicos que se puedan interponer ante la CIJ, luego del fallo de ese tribunal internacional.

La ministra colombiana de Relaciones Exteriores, María Angela Holguín, calificó el miércoles como inadmisible" la respuesta que dio Nicaragua, luego de que Colombia le envió una carta de protesta por realizar una "oferta de bloques para exploración y explotación de hidrocarburos" en el Caribe, en la zona que Bogotá considera como suya.

Holguín se entrevistó en diciembre pasado con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a quien expuso los "vacíos jurídicos" del fallo, según la versión colombiana.