Bogotá. El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, dijo el viernes que viajará a Washington para afianzar la cooperación con Estados Unidos y convencer a un grupo de congresistas de que el país sudamericano es el mejor aliado estratégico en América Latina.

El viaje, previsto para la próxima semana, se producirá después de que el gobierno del presidente Barack Obama anunció un recorte de la ayuda económica que entrega anualmente a Colombia para programas de cooperación en la lucha contra el narcotráfico.

Washington es el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales y desde el año 2000 ha entregado a Bogotá más de US$5.000 millones en asistencia militar y social.

Pero la ayuda económica ha ido disminuyendo progresivamente en medio de la crisis financiera global que ha afectado a la mayor economía del mundo.

"Colombia es el mejor aliado y el mejor socio de la política exterior de los Estados Unidos en América Latina y ha mostrado unos resultados que lo vuelven definitivo en la cooperación regional en la lucha contra el narcotráfico, el narcoterrorismo y la seguridad urbana", dijo Silva.

"Queremos ir al Congreso para que los congresistas entiendan lo que estamos haciendo", explicó el funcionario a periodistas.

El ministro dijo que la cooperación bilateral con Estados Unidos es más importante que la ayuda económica y que así lo demuestra el acuerdo firmado en el 2009 que permite a militares estadounidenses utilizar siete bases en el país sudamericano para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

Silva reveló que en la actualidad la ayuda económica de Estados Unidos sólo representa alrededor de un cinco por ciento del total que se invierte en seguridad y defensa anualmente.

"Nosotros nunca hemos dependido del dinero de Estados Unidos, con o sin dinero de Estados Unidos hemos hecho la tarea y la seguiremos haciendo", aseguró el funcionario que lidera la lucha contra la guerrilla izquierdista y el narcotráfico en este país azotado por un conflicto interno de más de 45 años.

El ministro admitió que actualmente en el gobierno Obama existe una actitud receptiva y de cooperación con Colombia y que el objetivo es lograr una situación similar en el Congreso.

Colombia se convirtió en un aliado clave y estratégico de Estados Unidos en América Latina en momentos en que gobernantes de izquierda como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, han ganado protagonismo en la región con su discurso contra Washington.