Bogotá. El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Juan Vicente Córdoba, reconoció que la posible liberación de dos militares que están en manos de las FARC quedó "entre paréntesis" tras el secuestro y posterior asesinato del gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuellar.

En entrevista con Caracol Radio, Córdoba dijo que todo estaba listo para la entrega de los uniformados Pablo Emilio Moncayo y Josué Daniel Calvo, así como del cuerpo del mayor Julián Ernesto Guevara a fines de 2009 o comienzos de 2010.

Sin embargo, después de los hechos en el Caquetá no ha habido ningún tipo de reunión entre los facilitadores y la guerrilla.

"Todo estaba listo, pero se presentaron estos dolorosos hechos y desde allí no ha habido ningún tipo de reunión... seguimos dispuestos como mediadores a colaborar, pero no puedo asegurar que se vayan a dar en uno o dos meses. Eso quedó entre paréntesis", dijo Córdoba.

Según consigna El Espectador, el religioso agregó que no se puede pronunciar frente a los crecientes rumores de que el grupo guerrillero haya rechazado la mediación logística por parte de Brasil en las liberaciones, tal como lo ha echo en otras ocasiones.

Este domingo, la revista Semana afirmó que las FARC rechazaron la posibilidad de que Brasil sea el país que ofrezca la logística para la liberación de dos militares y propusieron a Argentina o Suecia.