Bogotá. El presidente de la Corte Constitucional, Nilson Pinilla Pinilla, responsabilizó al Congreso por la casi coincidencia entre el vencimiento de los plazos para convocar al referendo que permitiría la reelección del presidente Álvaro Uribe y el concepto final con respecto a su viabilidad.

Pinilla manifestó que ese órgano legislativo ha debido aprobar el proyecto mucho antes y no poner a la Corte contra la pared, en lo referente al estudio de constitucionalidad.

Añadió que la Corporación a su cargo está actuando dentro de los plazos otorgados por la Ley, trabajando bajo los parámetros que el mismo Congreso ha fijado para la rama judicial, y de ahí que la responsabilidad en torno a los plazos de aprobación y convocatoria del referendo no recaen sobre el alto tribunal.

"Eso lo ha debido tener en cuenta el Congreso Nacional, al expedir una Ley de esta naturaleza (...) Si el Congreso sabe, porque son disposiciones de la corporación misma, que además debe conocer la normatividad, que hay esos términos, que hay esa congestión, pues ha debido elaborarlo mucho antes”, dijo.

Pinilla agregó que cuando el concepto de la Procuraduría General de la Nación respecto al proyecto llegue a la Secretaría General de l la Corte, empezará a correr el último plazo perentorio para que se conozca la decisión final.

Aclaró que el plazo empieza a hacerse efectivo únicamente cuando los magistrados retornen de sus vacaciones, el próximo 18 de enero, que es cuando termina el período conocido como la "vacancia judicial".

A partir de entonces, el magistrado ponente, Humberto Sierra Porto, contará con un máximo de 60 días hábiles para emitir su concepto frente al proyecto, que deberá ser sometido a discusión en Sala Plena.