Bogotá. Colombia inició este domingo sus decisivas elecciones legislativas para renovar su cuestionado congreso, unas votaciones que pondrán a prueba la fortaleza de la coalición de Gobierno e incidirán en futuras alianzas políticas para los comicios presidenciales de mayo.

Las votaciones comenzaron a las 08.00 hora local (1300 GMT) y se cerrarán a las 16.00 hora local (2100 GMT).

Los comicios para renovar el Congreso, considerado por los colombianos como unas las instituciones más corruptas e ineficientes de una de las democracias más sólidas y antiguas de América Latina, serán un desafío para mostrar la transparencia de la dirigencia política después de que unos 30 legisladores fueron encarcelados.

Los congresistas, miembros de la coalición que apoya al presidente Alvaro Uribe, fueron acusados de haber hecho pactos con antiguos escuadrones paramilitares de ultraderecha que financiaron sus campañas con dinero del narcotráfico y promovieron sus candidaturas en las zonas que controlaban, con lo que garantizaron su elección.

Unos 29,8 millones de electores están habilitados para renovar 102 bancas en el Senado y 166 en la Cámara de Representantes, en unos comicios históricamente caracterizados por la abstención, pero que en esta ocasión llaman la atención por sus repercusiones políticas.

Después del fallo de la Corte Constitucional que dejó a Uribe inhabilitado para ser candidato y buscar su segunda reelección inmediata al declarar ilegal un referendo, los partidos y movimientos políticos de su coalición buscarán mantener la mayoría de curules en el Congreso.

Una victoria de las fuerzas uribistas, lideradas por el Partido de la U, dejarían al ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos en buena posición para buscar alianzas y recibir un sólido respaldo para las elecciones presidenciales del 30 de mayo, que aspira a ganar para convertirse en el sucesor del actual mandatario y dar continuidad a sus políticas.

Pero un retroceso de la coalición con la pérdida de la mayoría de escaños en el Senado y la Cámara de Representantes abriría un espacio para el triunfo de un candidato independiente o de la oposición, de acuerdo con analistas.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, reportó normalidad en todo el país en el inicio de las votaciones y dijo que no se han reportado hechos de violencia ni sabotajes por parte de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ni del Ejército de Liberación Nacional que históricamente cometen ataques para demostrar su poderío.