Bogotá. La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó la recaptura del ex congresista Mario Uribe, primo del presidente del país, Alvaro Uribe, por supuestos vínculos con escuadrones de paramilitares, dijeron fuentes del organismo.

La nueva orden se presenta después de que el ex senador fue excarcelado en agosto del año pasado, luego de permanecer cuatro meses tras las rejas mientras se realizaba una investigación de la Fiscalía por los aparentes nexos con los grupos ilegales de ultraderecha.

Mario Uribe, quien fue senador del Partido Colombia Democrática y presidente del Congreso, fue vinculado inicialmente por la Corte Suprema en septiembre del 2007 al proceso de la denominada "parapolítica", junto a más de 30 legisladores.

La mayoría de los congresistas investigados y encarcelados eran aliados del presidente Uribe.

Pero en esa ocasión Uribe renunció a su investidura como congresista para evitar ser indagado por la alta Corte.

No obstante, debido a una reforma judicial, el caso retornó a la Corte.

Los escuadrones paramilitares surgieron en la década de 1980 como ejércitos privados financiados por comerciantes, terratenientes y ganaderos perseguidos por la guerrilla, pero después fueron acusados de vincularse con el narcotráfico y de cometer las peores violaciones a los derechos humanos.

Estos grupos se desmovilizaron en un acuerdo de paz con el gobierno en el que más de 31.000 combatientes entregaron las armas.