Bogotá. El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, ordenó suspender las transmisiones por televisión de los consejos comunales de gobierno, lo que fue visto por sus críticos como una señal de que busca una segunda reelección inmediata.

El popular mandatario no ha dicho si está interesado en ser candidato en las elecciones de mayo, en la eventualidad de que la Corte Constitucional declare legal la realización de un referendo que aprobó el Congreso y que busca habilitarlo para presentarse como candidato.

Uribe acogió un concepto del procurador general, Alejandro Ordóñez, quien solicitó a la corte declarar legal el referendo de la reelección y recomendó al mandatario suspender las transmisiones por televisión de estos encuentros para no tener ventaja sobre otros candidatos.

"Lo que he pedido aquí a la Presidencia de la República es que sigamos rigurosamente las instrucciones de la procuraduría", aseguró el mandatario a una radio local.

Posteriormente, el secretario de Información y Prensa de la Presidencia, César Mauricio Velásquez, informó que la decisión se adoptó después de un análisis jurídico.

"Tal como lo dijo el señor presidente, el gobierno acoge en su integridad el concepto que el señor procurador, a través de esa exhortación, ha hecho al gobierno. En ese sentido, a partir del próximo sábado no serán transmitidos por televisión pública los consejos comunitarios", explicó Velásquez.

A través de los 262 consejos comunales que realizó Uribe desde que asumió en agosto del 2002, transmitidos por la radio y la televisión estatal, el mandatario logró un acercamiento con las comunidades para conocer y solucionar sus principales problemas, según analistas.

Esa estrategia, sumada a la ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista y el narcotráfico, le permitió mantener una popularidad cercana a 70%, explicaron expertos.

Ventajas. De acuerdo con críticos de la reelección, un presidente en ejercicio tiene ventajas sobre otros candidatos porque dispone de medios como seguridad, aviones y helicópteros para sus desplazamientos, además de la radio y la televisión estatal.

Otros aspirantes a la presidencia que se oponen a la reelección consideraron que la aceptación de la recomendación de la procuraduría es una señal inequívoca de que Uribe será candidato si la corte avala el referendo.

"El presidente reconoce que está en campaña (...) creo que a todo el país le debe quedar claro que está en plena campaña", dijo el aspirante a la presidencia por el Partido Verde y ex alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón.

"Más allá de suspender los consejos comunales, lo que debe suspender es la corrupción de algunas entidades del Estado para favorecer candidatos cercanos al Gobierno o a su posible reelección", declaró por su parte el candidato presidencial del Partido Liberal, Rafael Pardo.

La Corte Constitucional prevé dar a conocer en febrero su decisión sobre la validez jurídica del referendo que aprobó el Congreso y que busca permitir que el mandatario intente la reelección.

De ser aprobado, como lo solicitó el procurador general, el Gobierno deberá convocar el referendo y tener la participación en las urnas de 25% del electorado, es decir, más de 7 millones de personas.

Si se logra la participación de 25%, la mayoría deberá votar a favor de Uribe para que sea candidato en los comicios de mayo, con lo cual podría lograr una segunda reelección consecutiva y extender su gobierno hasta 2014.

Uribe, que ganó la presidencia con la promesa de derrotar militarmente a la guerrilla -a la que obligó a replegarse a zonas montañosas y selváticas- ganaría cómodamente su segunda reelección si es candidato, según recientes sondeos.

Sin embargo, la falta de tiempo para organizar y realizar el referendo sería la principal dificultad en la presunta intención de Uribe de mantenerse en el poder, de acuerdo con los promotores de la consulta.