Santo Domingo, Xinhua. Una comisión especial parlamentaria haitiana recomendó este llevar a juicio al presidente Michel Martelly, al primer ministro Laurent Lamothe y al titular de Justicia, Jean Renel Sanon, por perjurio en el caso de la muerte de un juez que investigaba una denuncia por corrupción contra la familia presidencial.

De acuerdo con las conclusiones del informe presentado este viernes por la Comisión Especial de la Cámara de Diputados (creada para indagar sobre la muerte del juez Jean Serge Joseph), la recomendación también incluye al primer ministro Laurent Lamothe y al ministro de Justicia, Jean Renel Sanon.

Los legisladores también proponen levantar cargos penales contra el juez Raymond Jean-Michel y el ex ministro de justicia Gary Lissade, quienes respaldaron al Ejecutivo para "presionar" al juez Joseph, fallecido el 13 de julio por accidente cerebro-vascular.

La comisión determinó que Martelly, Lamothe y Sanon sí presionaron de manera "insoportable" al magistrado y se reunieron con él dos días antes de su muerte, además de iniciar una "campaña de mentiras", al negar la reunión que sostuvieron el 11 de julio en el despacho de Lissade, asesor jurídico del Presidente de la República.

El documento ya fue presentado al presidente de la cámara baja, Jean Tholbert Alexis.

El juez Joseph tuvo a su cargo una demanda contra la esposa del presidente Martelly, Sophia Saint-Rémy, y el hijo de ambos, Olivier, por "usurpación de funciones y conspiración" en el manejo de fondos públicos al frente de dos programas estatales.

Poco después del deceso, los abogados André Michel y Samuel Madistin, quienes presentaron la demanda, denunciaron que Joseph se reunió con funcionarios del gobierno como parte de las presiones que recibió del Ejecutivo para que dejara el caso.

El Senado haitiano también integró una Comisión Especial, que el pasado 15 de agosto presentó sus resultados e hizo recomendaciones similares a las de la cámara baja, mientras que la Fiscalía de Puerto Príncipe anunció en julio la apertura de otra investigación por la muerte del magistrado.

El mes pasado, Martelly negó haber conocido al juez o ejercido alguna presión sobre esa persona y defendió la honorabilidad de su familia.

Tras llegar al poder en mayo del 2011, el actual gobernante lanzó una serie de proyectos con el objetivo de reducir la pobreza en su país, que afecta a más del 70 por ciento de la población.

Su esposa asumió el manejo del programa conocido como "Aba Grangou" (Abajo el hambre), lanzado en enero de 2012 y que tiene como objetivo reducir el hambre en Haití en un 50% para el 2016.

En tanto, Olivier Martelly recibió la encomienda de dirigir la iniciativa "Foutbol Pou Chanjman" (Fútbol por el cambio), que construye instalaciones deportivas en zonas de escasos recursos, con fondos que ascienden a cinco millones de dólares.