Actualmente hay una aguda polémica entre las ramas del poder por el sueldo que deben recibir los congresistas en septiembre.

Luego que desde el Palacio de Justicia se decidiera eliminar las primas de localización y salud, no se sabe cuánto deben recibir los parlamentarios.

Por eso, la mesada de septiembre aún no ha sido girada pues hay serios líos jurídicos y desde las ramas legislativa, ejecutivos y judicial no saben cómo arreglar los salarios.
En promedio, un congresista venía ganando US$13.000 pero con el recorte de la Corte dejarán de recibir aproximadamente US$4.000.

Aunque el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, considera que el sitio de vivienda de todos los congresista es Bogotá pues residen donde trabajan, desde el Capitolio Nacional no lo ven así pues sus familias viven en otras regiones.

Con la tesis del ministro todos los congresistas recibirían el 'tijeretazo' en sus salarios y por ende tendrían una menor remuneración.

Sin embargo, Cárdenas reafirmó en Blu Radio el compromiso del Gobierno de resolver vía decreto la compensación a altos funcionarios del Estado por la reducción en su remuneración en primas de salud y localización ordenada por la Consejo de Estado.

Pese a esto, aclaró que, “contrario a lo que se viene diciendo, el Gobierno no está buscando solución al problema porque se afecten los salarios del Ejecutivo” sino porque la decisión tiene un efecto dominó que afecta a 1.920 funcionarios entre los que se encuentran “magistrados de las altas cortes, magistrados auxiliares, de tribunal, procurador, contralor, fiscal, defensor del pueblo, y a toda la rama judicial”. (Escuche al ministro).

Aunque la solución es tramitar una ley, todos los congresistas se tendrían que declarar impedidos para definir el tema.