Santiago. La Cámara baja del Congreso chileno creó dos comisiones especiales para investigar la respuesta del sector público al devastador terremoto y posterior tsunami que afectaron al país el 27 de febrero.

La presidenta Michelle Bachelet -cuyo mandato concluye este jueves- y su gabinete fueron blanco de críticas en las horas inmediatamente posteriores al sismo, por no responder con la suficiente celeridad a la catástrofe.

Una de las comisiones estudiará la calidad de los edificios y la segunda evaluará la respuesta del gobierno al terremoto y posterior tsunami.

La primera instancia es investigará todas las organizaciones públicas relacionadas con la calidad de la construcción para proponer cambios en la fiscalización.

La segunda, en tanto, evaluará la actual capacidad de respuesta del Estado con relación al terremoto y tsunami recientes.

Ambas comisiones tendrán 90 días para trabajar y podrán entrevistar a todas las autoridades competentes en todo el país.