Lima, Andina. El Congreso dio este miércoles el primer paso para reivindicarse con el país, al anular y rectificar la cuestionada elección de los funcionarios del Tribunal Constitucional (TC), Banco Central de Reserva (BCR) y Defensoría del Pueblo, opinó el secretario de Transparencia, Gerardo Távara.

A su criterio, en la sesión extraordinaria del pleno legislativo, los parlamentarios dieron una muestra de que están en capacidad de rectificar los errores y materializar correcciones, como lo demandó el país, tras la elección y posterior declinación de dichos funcionarios.

Távara sostuvo que era saludable realizar las correcciones del caso “con firmeza y sin ambigüedades” para dejar sin efecto la elección de los 10 nuevos funcionarios, algunos de los cuales recibieron duros cuestionamientos por parte de diversos sectores.

“Por supuesto, esto no va a ser suficiente para que el Congreso recupere la confianza que necesita de todo el país, pero lo de hoy es un paso muy importante. Rectificar los errores que se cometen es muy saludable para la democracia”, comentó a la Agencia Andina.

El vocero de Transparencia consideró que, luego de anularse esta elección, lo primero que debe hacer el nuevo Congreso, una vez que se instale la próxima semana, es nombrar a una nueva comisión encargada de conducir el proceso de elección de estas nuevas autoridades.

Afirmó que no se puede postergar más la elección de los reemplazantes de estos funcionarios, que en muchos casos llevan alrededor de dos años con periodos vencidos y extendidos.

“En la elección hay que hacerlo bien, de manera correcta y transparente, buscando a las personas más idóneas en trayectoria democrática, competencia profesional e independencia política, tres requisitos que consideramos esenciales e irrenunciables”, remarcó Távara.

Refirió que la ciudadanía espera que la nueva elección de estas autoridades tenga consenso en el Parlamento, ante lo cual –dijo- los legisladores tienen “una doble responsabilidad”, tras el audio que parece revelar un reparto en la elección de estos candidatos.

Asimismo, se mostró a favor de establecer un nuevo sistema de elección de estos funcionarios, no por bloque, sino de manera individual, y que se recojan las propuestas y la opinión de los colegios profesionales, universidades, así como de gremios empresariales y laborales.

Una vez que se tenga a los candidatos, añadió, debería evaluarse sus cualidades, trayectorias y perfiles, y establecer un periodo en el que se puedan presentar tachas y observaciones a sus postulaciones, filtro obligatorio para recién pasar a la elección por el pleno legislativo.

“Actualmente, a los candidatos son invitados por el Congreso, pero creo que hay que volver al periodo en el que se abrían concursos para presentar candidaturas que sean evaluadas y, cuando se llegue a la etapa de elección, lo mejor es escogerlos uno por uno”, argumentó.