Lima, EFE. El Consejo Indígena Andino del Perú (Conacami) remarcó que la ley de consulta previa, aprobada por el gobierno peruano en 2012, fue conquistada "con sangre y dolor" y que ya no son "invisibles" para el Estado, precisamente cuando se celebra este viernes el Día Mundial de los Pueblos Indígenas.

Los pueblos indígenas "ya no somos folklor, estamos vigentes como pensamiento y sabiduría ancestral" y "ya no somos invisibles, ya que ningún cambio político trascendental puede hacerse sin escucharnos", señaló el Conacami en un comunicado.

La Ley de Consulta Previa fue aprobada por el actual gobierno de Ollanta Humala después de una grave crisis social contra la actividad minera y petrolera, que inició en la Administración de Alan García (2006-2011) con una protesta indígena en Bagua, que dejó 34 muertos, y siguió con una revuelta campesina en Conga, que causó 5 fallecidos en 2012.

"A pesar de sus esfuerzos (del Gobierno) en ignorarnos. La Ley de Consulta y su Reglamento fueron conquistadas con sangre y dolor. Y ahora quieren reducir este derecho fundamental a un procedimiento administrativo", indicó el Conacami ante la lentitud del Estado en elaborar una lista de comunidades indígenas reconocidas.

"Pretenden desconocer nuestra existencia, dicen que en los Andes no hay pueblos indígenas, que todos somos campesinos. Solo quieren aplicar la consulta en aquellos lugares donde la defensa territorial es escasa", añadió.

Según cifras del censo de 2007, en Perú los indígenas que hablan quechua ascienden a más de tres millones de habitantes, mientras que los nativos aymara son más de 443.000 personas y los indígenas amazónicos ascienden a 332.975 habitantes.

El Conacami atribuyó a la Reforma Agraria, implementada en los años 70, que las comunidades indígenas de la sierra hayan sido denominadas como campesinas, pero aseguró que éstas conservan todas las "formas colectivas de propiedad, trabajo comunal, justicia, conocimiento, espiritualidad, sistemas de gobierno, de autoridades e idioma propio".

Asimismo, el Consejo criticó que Humala no les haya dedicado una sola línea en el Mensaje a la Nación dado el pasado 28 de julio, al hacer un informe de su segundo año de gobierno ante el Congreso.

"No dijo nada acerca de los impactos ambientales y del cambio climático que cada vez más se sienten en los Andes", reprochó.

En el comunicado también cuestionó que el Gobierno de Humala "actúa cada vez más a favor del neoliberalismo" y que "se criminaliza en nombre de las inversiones y de un crecimiento económico a favor de los grupos de poder económico".

Con la ley de consulta previa, el Estado peruano tiene la responsabilidad de evaluar las condiciones de proyectos de inversión que puedan afectar los derechos y la supervivencia de los pueblos indígenas.

En el caso de los pueblos en aislamiento voluntario, la norma señala que será el Viceministerio de Interculturalidad el que emitirá un reporte vinculante sobre los posibles impactos ambientales.

Según cifras del censo de 2007, en Perú los indígenas que hablan quechua ascienden a más de tres millones de habitantes, mientras que los nativos aymara son más de 443.000 personas y los indígenas amazónicos ascienden a 332.975 habitantes.