Sana. Las tropas yemeníes se enfrentaron con insurgentes, en enfrentamientos que dejaron 20 muertos, mientras el Gobierno anunció el domingo que había rechazado la última oferta de alto el fuego de los rebeldes del norte del país.

Los francotiradores rebeldes también lucharon con soldados saudíes, pese a la declaración saudí de la semana pasada de que los habían derrotado.

Yemen ha estado combatiendo con los rebeldes, que se quejan de marginalización, intermitentemente desde el 2004, pero el conflicto se intensificó en el verano boreal y luego en noviembre cuando se introdujeron en la vecina Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de petróleo.

Soldados yemeníes se enfrentaron con rebeldes en las provincias de Malahidh y Saada, en el norte del país, matando a 20 personas, entre ellas al líder responsable del entrenamiento, según indicaron el domingo medios estatales.

El Gobierno dijo que había rechazado un nuevo alto el fuego.

El líder rebelde Abdul-Malik al-Houthi dijo el sábado que estaba preparado para aceptar las condiciones del Gobierno para una tregua, días después de hacer una oferta de alto el fuego a Arabia Saudita y anunciar que se habían retirado de su territorio.

"Rechazamos la oferta de Houthi ya que no se compromete a poner fin a los ataques contra Arabia Saudita y porque establece como condición poner fin primero a una operación militar (del Gobierno)", dijo un responsable del Gobierno a Reuters.

Los rebeldes dijeron que aceptarían cinco condiciones establecidas por Saná para un alto el fuego que incluyen la eliminación de los puntos de control rebeldes, la retirada de las fuerzas y la aclaración del destino de los extranjeros secuestrados.

Los rebeldes también deben devolver a los militares capturados y el equipamiento civil y no participar en la política local.

Pero Houthi no mencionó una sexta condición, acabar con los ataques a Arabia Saudita, que Saná añadió después de que Riad iniciara su asalto militar contra los rebeldes en noviembre.

"Es una demanda clave sobre la que no podemos realizar concesiones", dijo a Reuters Tarek Ahmed al-Shami, portavoz del partido gobernante de Yemen.