Seúl. Corea del Norte dijo este jueves que está poniendo fin a los acuerdos militares firmados con su vecino del sur, en un paso visto como un preludio para el cierre de un parque industrial conjunto, justo cuando Seúl protagonizó ejercicios anti submarinos en aguas fronterizas.

También se dieron signos de que China, el principal benefactor y aliado de Corea del Norte, está revisando sus relaciones con el aislado Estado, una semana después de que investigadores internacionales acusaron a Pyongyang de torpedear un buque de guerra surcoreano en marzo.

El hundimiento causó la muerte de 46 marineros y aumentó las tensiones en el económicamente significativo este de Asia.

Corea del Norte acusó a Corea del Sur de derribar 10 años de relaciones en desarrollo y dijo que esto acabaría con los pactos entre ambas partes, que garantizan militarmente la seguridad de los intercambios transfronterizos.

La maniobra podría acercar al Estado comunista a volver más estrictos sus vínculos fronterizos, los cuales dan acceso a un complejo industrial conjunto en la ciudad norcoreana de Kaesong.

"Revocaremos completamente las medidas de garantía militar que nuestro Ejército hace valer en relación con el intercambio de cooperación entre el (país del) Norte y el Sur", dijo el jefe militar del Estado Mayor de Corea del Norte, en un reporte publicado por la agencia oficial de noticias de Pyongyang KCNA.

Las tensiones también podrían implicar el comienzo del fin para el proyecto industrial Kaesong, en donde más de 100 firmas surcoreanas se valen de la mano de obra y arriendos locales, que son más económicos, para fabricar bienes de consumo.

El proyecto ha sido una de las pocas fuentes de ingreso para Corea del Norte, equivalente en decenas de millones de dólares al año.

El comunicado de KCNA también precisó que Corea del Norte está cancelando los acuerdos que apuntan a evitar las confrontaciones en aguas frente a la costa oeste de la península.