Corea del Sur acordó donar una de sus antiguas corbetas de patrulla a la Armada Nacional de Colombia para su uso en la lucha contra el tráfico de drogas y la vigilancia marítima, informó a Efe un portavoz del Ministerio surcoreano de Defensa.

La entrega a Colombia del buque escolta, que sirvió a la Fuerza Naval surcoreana desde 1983 hasta 2011, tendrá lugar en virtud de un acuerdo adoptado en Corea del Sur por los viceministros de Defensa de ambos países, Baek Seung-joo y Diana Quintero.

Corea del Sur realizó la entrega a su socio latinoamericano como un gesto de agradecimiento "debido a que Colombia participó de nuestro lado en la Guerra de Corea", comentó el portavoz de Defensa de Seúl.

Este sábado 27 de julio el gobierno surcoreano celebrará con diversos actos el sexagésimo aniversario del fin de la Guerra de Corea (1950-53) y la delegación de Colombia participará en uno de los eventos principales, en el Cementerio Nacional de Seúl.

El gesto hacia su socio de América Latina supone una nueva donación de Corea del Sur en el ámbito militar después de que en los pasados años entregara equipos a Perú o Camboya, entre otros.

Por su parte, la agencia surcoreana de noticias Yonhap interpreta la entrega de la corbeta como parte de la campaña de Seúl para impulsar las exportaciones de armas a Colombia.

Los viceministros de Defensa de Corea del Sur y Colombia también acordaron en su reunión de hoy expandir la cooperación bilateral en el ámbito militar, además de ampliar los programas bilaterales de formación y debatir asuntos regionales de seguridad.

Colombia fue el único país de América Latina que participó en la Guerra de Corea, donde envió más de 5.000 soldados para luchar del lado del Sur y las fuerzas de la ONU contra el bloque comunista formado por Corea del Norte y China.

Más de 200 combatientes colombianos murieron durante el conflicto y se calcula que unos 700 todavía viven, seis décadas después de que finalizara la única guerra internacional en la que ha participado Colombia.