El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió este sábado que su gobierno "responderá con toda su fuerza" a la "campaña criminal" que ha desatado la petrolera estadounidense Chevron en contra del Estado ecuatoriano por un polémico juicio ambiental en el que fue condenada a pagar una millonaria indemnización.

"Nos están atacando directamente. Ecuador responderá con toda su fuerza para defender a nuestro pueblo, nuestra gente y nuestra dignidad", afirmó el mandatario en su informe sabatino de labores.

El jefe de Estado respondió así ante una campaña internacional "inmoral y criminal" que, denunció, está realizando la compañía para deslegitimar la sentencia adoptada en 2011 por las cortes ecuatorianas en su contra.

Entonces, se condenó a la petrolera a pagar US$19.000 millones de indemnización a unos 30.000 colonos e indígenas ecuatorianos afectados por la contaminación de sus territorios durante las operaciones entre 1964 y 1990 de Texaco, posteriormente adquirida por Chevron.

Correa reiteró que éste es un caso entre privados y negó su intervención en el polémico litigio, como ha pretendido hacer creer la petrolera estadounidense, según dijo.