El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que no olvidará la posición de China en la fallida negociación de un crédito que busca su país para la financiación de uno de los mayores proyectos hidroeléctricos de la nación.

Esta semana la ministra de Finanzas de Ecuador, María Elsa Viteri, anunció que el gobierno ecuatoriano suspendió las negociaciones que adelantaba con China sobre un crédito de financiación de casi $2.000 millones para el proyecto hidroeléctrico, denominado Coca Codo Sinclair.

En tanto, Correa sostuvo en su informe semanal de labores que en las negociaciones China se excedió en sus solicitudes.

"Hemos dado por terminado esas negociaciones con China frente al maltrato, la grosería, con que nos han tratado. No olvidaremos esto, no lo olvidaremos", advirtió.

El problema en la negociación consistió en que el banco que habría de otorgar el crédito, Eximbank, solicitaba activos en garantía para desembolsar el mismo, lo que no permite la ley ecuatoriana y que nunca antes ningún organismo había solicitado jamás, por lo que al gobierno de Ecuador le pareció una "grosería".

"Nosotros siempre hemos sido muy solidarios con China, la política de una sola China, el respaldo a China, no olvidaremos cómo nos han tratado", reiteró el jefe de Estado.

"Creíamos que las relaciones con China tenían otro nivel. Si nos van a tratar como una trasnacional más, con más rigor que el Fondo Monetario en términos comerciales, no en términos políticos, bueno, buscaremos el financiamiento en otro lado", comentó,

"Nosotros no vamos a claudicar nuestra soberanía ante nadie, ni siquiera ante un país tan querido como China, y no vamos a olvidar esto, cada día de atraso de Coca Codo Sinclair son dos millones de dólares que pierde el país", añadió el mandatario, según declaraciones reproducidas por El Telégrafo

Adelantó, no obstante, que se han adoptado "todas las medidas" del caso para no perder más tiempo en la realización del proyecto.

Al respecto aseguró que hay otras alternativas para financiar el proyecto, tras recordar que las fallidas negociaciones con el banco chino duraron ocho meses.

Ecuador requiere 1.979 millones de dólares para financiar el proyecto Coca Codo Sinclair, de los cuales un 15% los pondría el Estado ecuatoriano y el resto se financiaría con recursos extranjeros.

La planta hidroeléctrica generará una potencia de 1.500 megavatios de energía y su construcción fue adjudicada a la empresa china Sinohydro. Sin embargo, la ejecución de la planta estaba atada a la negociación del crédito.