Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron las que cometieron el crimen del militar Diego Maldonado el pasado jueves en un enfrentamiento en la provincia Sucumbíos, reconoció el presidente Rafael Correa. Y les pidió entender que “su lucha” ha perdido todo sentido.

Lo hizo un día después de que Colombia culpara a las FARC de ser las responsables de este ataque en un caserío de Puerto Mestanza y que dejó, a más de Maldonado, cinco guerrilleros muertos y dos apturados.

“Dicen que luchan por la justicia y por la igualdad. ¿Qué están haciendo? Acaban de matar a un joven de 28 años, soldado ecuatoriano que deja en la orfandad una niña de 3 años. ¿De qué justicia social están hablando?”, refirió este sábado el mandatario en su enlace sabatino desde Machachi, al sur de Quito.

Y advirtió, que el Gobierno responderá con la fuerza “a todo grupo irregular que ose penetrar en suelo ecuatoriano”.

Frontera con Colombia. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, prometió este sábado a su par de Ecuador, Rafael Correa, apoyo militar en la frontera, donde el jueves en un combate con la guerrilla de las FARC murieron un uniformado de ese país y cinco rebeldes.

"Tengan la absoluta seguridad que tendrán todo el apoyo de nuestro Ejército, de nuestras Fuerzas Armadas, para que en esa frontera ese tipo de situaciones no se presenten", dijo Santos en Cartagena (norte) durante un acto público.

"En eso el presidente (Rafael) Correa y todo el gobierno ecuatoriano podrán contar con los colombianos y con el gobierno colombiano, sin restricciones", agregó Santos al referirse al hecho.

El enfrentamiento, uno de los más letales que ha involucrado al Ejército ecuatoriano en los últimos años y que dejó además un militar herido y dos guerrilleros capturados, se produjo en el caserío de Puerto Mestanza, en la provincia de Sucumbíos (noreste), limítrofe con el departamento colombiano de Putumayo.

El ministerio de Defensa de Colombia atribuyó el atraque a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que desde noviembre de 2012 negocian en Cuba un acuerdo de paz con el gobierno de Santos sin un cese del fuego.

Correa lanzó este sábado una fuerte advertencia a las FARC, cuando anunció que "responderemos con toda la fuerza ante cualquier grupo irregular que ose penetrar en suelo ecuatoriano", dijo durante su informe semanal de labores.

"Si son las FARC quienes cometieron este crimen, ojalá entiendan que su lucha perdió sentido. Dicen que luchan por la justicia. Acaban de matar a un joven de 28 años, soldado ecuatoriano que deja en orfandad a una niña de 3 años. ¿De qué justicia social están hablando?", agregó.

Este viernes Correa ya había impartido instrucciones en ese sentido: "señores comandantes, les ordeno, les exijo poner todos los medios para defender la vida de nuestros soldados. Si son atacados tienen que defenderse", afirmó en tono enérgico durante una ceremonia en el palacio presidencial.

Previamente, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, había pedido a Colombia reforzar el control en la frontera, tras declarar: "estamos profundamente indignados por la actitud de este grupo irregular que entró en nuestro territorio".

El presidente colombiano además expresó este sábado "las más sentidas condolencias" al Ejército de Ecuador y a la familia del militar muerto en el ataque.