Santiago.- Una corte chilena revocó el viernes un fallo que liberó a 43 personas detenidas en manifestaciones en una céntrica plaza de Santiago, lo que fue celebrado por el gobierno en medio sus esfuerzos por controlar la ola de protestas que ha sacudido al país desde mediados de octubre.

La Corte de Apelaciones de Santiago anuló la resolución de un tribunal que liberó a 43 de 44 detenidos identificados como "primera línea", grupo que ha chocado fuertemente contra la policía. Del total, 28 adultos quedaron con prisión preventiva y los 16 menores de edad en custodia especial.

"Las señales de la justicia, del Estado y de la sociedad contra la violencia tienen que ser claras. Quienes cometen hechos de violencia tienen que asumir sus consecuencias y este fallo lo que hace es poner un poquito de sensatez y sentido común", dijo a periodistas el ministro de Interior, Gonzalo Blumel.

La Corte de Apelaciones determinó que los detenidos son un "peligro para la seguridad de la sociedad".

El propio presidente Sebastián Piñera había criticado la noche del jueves la liberación al calificarla como una equivocación.

La Corte de Apelaciones determinó que los detenidos son un "peligro para la seguridad de la sociedad".

Las protestas, desatadas inicialmente por un alza en el precio del transporte, han dejado más de 30 personas muertas, miles de detenidos y cuantiosos daños a infraestructura pública y privada.

Pese a que las manifestaciones han bajado de intensidad frente a las primeras semanas, el gobierno no ha logrado restablecer el orden público, lo que la ha valido duras críticas.

En la víspera, la calificadora Fitch bajó el panorama crediticio de Chile a negativo como consecuencia de la incertidumbre por la agitación social y las expectativas sobre un largo proceso para redactar una nueva Constitución.