La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, dijo este jueves que los diálogos de paz que sostiene el gobierno de Colombia con la guerrilla de las FARC, son imprescindibles tanto para el país como para toda la región.

“Estoy absolutamente convencida que esa iniciación del proceso de paz era imprescindible para Colombia y para la región, y no lo digo porque estoy aquí ahora”, señaló la mandataria.

Asimismo, Fernández de Kirchner señaló que las negociaciones del proceso de paz “nunca son una línea recta, nunca son una línea perfecta, tienen idas y tienen vueltas, tienen cosas fáciles y cosas difíciles, tienen cosas que resignarse y otras que no, algunos quedarán más y otros menos contentos”.

Fernández, quien firmó con su par colombiano cinco memorandos de cooperación durante su visita de un día, destacó la perseverancia de Santos en su propósito de alcanzar la paz, a pesar de las permanentes críticas de sus opositores.

Aseveró que solamente los necios y los que no quieren a su país ponen trabas y se oponen a que Colombia sea una para todos los colombianos, por lo que le expresó todo su apoyo y del pueblo argentino para su Gobierno en este proceso de paz.

La mandataria dijo además que al ex presidente Álvaro Uribe Vélez le advirtió de la necesidad de iniciar acercamientos con los grupos amrados ilegales.

“Se lo dije a presidentes anteriores cuando me tocó asumir como presidenta de el 10 de diciembre de 2007”, afirmó.

Por último Fernández de Kirchner manifestó “todo nuestro apoyo, el del pueblo argentino, en ese proceso de paz y a lo que guste mandar allí estaremos”.

Agradecimientos. Santos agradeció el espaldarazo de la presidenta, y recordó que Argentina siempre ha jugado un papel importante en el mantenimiento de la armonía entre los países de la región, especialmente entre Colombia y Venezuela.

Al respecto, dijo que la intervención del fallecido presidente argentino Néstor Kirchner (quien fuera esposo de Fernández) fue crucial en el restablecimiento de las relaciones entre estos países, que hoy atraviesan de nuevo por una crisis diplomática que confió se resuelva en la reunión programada para el próximo lunes.

El presidente Juan Manuel Santos recordó que la semana entrante se reunirá con su homólogo de Venezuela en la localidad fronteriza de Puerto Ayacucho, en lo que será el primer encuentro después de la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro.

Asimismo, dijo que las diferencias con su homólogo venezolano -de izquierda- son producto de malos entendidos y que se resolverán fácilmente a través del diálogo.

“Yo espero que el espíritu de Néstor Kirchner esté ahí presente para que podamos continuar con estas buenas relaciones con nuestro país hermano, Venezuela, para bien de los venezolanos y para bien de los colombianos”, precisó.

Durante la visita de la presidenta de Argentina, funcionarios de ambas naciones suscribieron acuerdos de intercambio en materia de gestión de riesgos naturales, equidad de la mujer, deporte, lucha contra la trata de personas y procedimientos de extradición, entre otros.

* Con información de El Espectador y Xinhua.