Buenos Aires. Un tribunal argentino ratificó este viernes el bloqueo al uso de reservas del banco central por el gobierno, al que ordenó no designar un nuevo jefe de la entidad monetaria hasta que el Congreso se pronuncie sobre la pedida remoción de su titular, Martín Redrado.

"La cámara (judicial) dispone que el Poder Ejecutivo no designe con carácter definitivo presidente del Banco Central hasta tanto se dé cumplimiento con la participación legislativa" según prevé la ley, indicó un fallo al que tuvo acceso Reuters.

La decisión, que no tuvo un impacto inmediato sobre la cotización de la deuda argentina -que mantenía un promedio bajista de 0,9%-, implica una derrota para el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

"Es muy saludable que esto ocurra porque permite al Congreso trabajar con otros tiempos, o por lo menos con los tiempos que necesite", dijo el diputado Adrián Pérez, de la opositora Coalición Cívica.

Fernández buscaba revertir un fallo de primera instancia para poder avanzar con su orden al Banco Central para que traspase al Tesoro US$6.569 millones con vistas a crear un fondo para el pago de deudas.

La negativa de Redrado a cumplir con esa disposición motivó su despido inmediato por decreto, pero su salida fue bloqueada por la justicia, que dijo que cabe al Congreso pronunciarse sobre esa remoción.

La opinión del Congreso, prevista por la ley, no es vinculante, por lo que una vez que una comisión de parlamentarios se la comunique al Ejecutivo, éste procedería a relevar al jefe de la autoridad monetaria.

El congreso fue convocado el próximo martes para analizar el futuro de Redrado.

Un portavoz del Banco Central dijo que Redrado no dará su opinión sobre los fallos judiciales.

Lea además:

Argentina: convocan a comité legislativo para analizar futuro de Redrado