La Habana. Cuba investiga a un contratista del gobierno estadounidense detenido a fines de 2009 por repartir teléfonos satelitales ilegales en la isla, dijo el jueves el canciller cubano, adelantado que los cargos representan "un grave delito".

El canciller Bruno Rodríguez no dijo si Cuba acusaría formalmente al contratista. "Está bajo investigación. No tengo nada que añadir", dijo el diplomático.

El subcontratista de una empresa que trabaja para el gobierno de Estados Unidos fue detenido el 5 de diciembre y acusado de repartir equipos de comunicación satelitales a grupos de la sociedad civil en Cuba.

"En cualquier lugar del mundo sería un grave delito lo que se imputa al que ustedes llaman contratista", dijo Rodríguez.

Su arresto pareció enfriar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que el año pasado dieron señales de descongelamiento bajo Obama.

El presidente Raúl Castro dijo que su arresto demuestra que Obama no ha renunciado a destruir la revolución cubana.