Los cancilleres de Cuba y Serbia, Bruno Rodríguez e Iván Mrkic, respectivamente, coincidieron en destacar las históricas relaciones entre ambos países y su desarrollo creciente, durante un encuentro en la sede de la cancillería cubana.

En ese encuentro ministerial en La Habana las partes expresaron su interés en impulsar el potencial de sus nexos, así como el intercambio cultural, científico y económico.

"Ahora, cuando Cuba y Serbia se adentran en reformas muy profundas, veo aún muchas más oportunidades para fortalecer nuestros lazos", expresó Mrkic, quien llegó la noche del lunes a la isla en su tercera visita al país, pero la primera oficial a Cuba y a América Latina.

El canciller serbio destacó la amistad, las luchas comunes y las pruebas que las dos naciones han pasado juntas en sus 70 años de relaciones diplomáticas, que se cumplen el mes próximo.

"Hemos vencido todo esto y no solamente hemos podido mantener nuestra amistad, sino que la hemos fortalecido", afirmó Mrkic.

Puntualizó que Cuba no fue elegida al azar como destino de su primer viaje a la región y afirmó que durante su estancia en la mayor de las Antillas podrá establecer "nuevas bases para muchos nuevos comienzos" en los lazos bilaterales.

Bruno Rodríguez, por su parte, dijo que existe un gran potencial para continuar desarrollando esas relaciones multifacéticas en los ámbitos cultural, científico y económico.

"Serbia es un país amigo y disfrutamos de una larga tradición de relaciones históricas, las cuales en la actualidad son muy crecientes y satisfactorias", destacó el canciller cubano.

Reconoció la coordinación con la nación europea en numerosos temas internacionales y su coincidencia con respecto a los principios de la Carta de Naciones Unidas.

El titular cubano del Exterior agradeció a Serbia por sus posturas en defensa de la paz y el multilateralismo, y por su voto contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la ínsula caribeña desde 1962.

De acuerdo con el programa de visita, Mrkic se reunirá mañana miércoles con el presidente del parlamento cubano, Esteban Lazo, y visitará lugares de interés científico e histórico antes de partir de la ínsula el próximo jueves.

La cancillería cubana informó que los dos países tienen voluntad política de desarrollar sus vínculos económicos y comerciales y pretenden incrementar acuerdos en ese sentido, "cuando concluya el análisis de los proyectos en curso".

Cuba exporta a Serbia tabaco torcido, medicamentos y materias primas para la industria farmacéutica, al tiempo que importa de ese país balcánico accesorios eléctricos, bombas industriales y cámaras para motos y bicicletas.

En 2010 las dos naciones acordaron ampliar su cooperación económica y científico-técnica, sobre todo en el comercio, la industria, energía, construcción, biotecnología y salud.