La Paz, Xinhua. La cobertura y calidad del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 de Bolivia serán evaluadas a partir del próximo 19 de agosto por una comisión técnica, conformada por tres organismos internacionales, confirmó este martes la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro.

La ministra informó que las oficinas departamentales del Instituto Nacional de Estadística (INE) ya realizan tareas hacia la evaluación poscensal y el 19 de agosto llegará una primera misión del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) para establecer un cronograma de trabajo.

Expresó que el Banco Mundial (BM) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) resaltaron el compromiso y las capacidades técnicas del INE y coadyuvarán en la evolución poscensal.

El censo de 2012 también fue citado entre los temas del mensaje que ofreció este martes el presidente Evo Morales en conmemoración a los 188 años de independencia de Bolivia.

El mandatario boliviano negó enfáticamente la existencia de una manipulación en los datos oficiales que arrojó el proceso censal.

"Respecto al censo, en vida, jamás he manipulado. El gran error ha sido atender a las insinuaciones de la prensa, con los datos preliminares que presentamos", dijo.

En ese marco, reiteró que su gobierno no teme que se realice una auditoría al Censo de Población y Vivienda, y que por el contrario "sería muy interesante".

"No tengo ningún miedo si piden auditoría (al censo), que mejor auditoría internacional que vengan a verificar los datos, porque ahí están", sostuvo el presidente.

Y es que los resultados finales del censo generaron una gran polémica entre analistas, opositores y autoridades departamentales, por el alto margen de error entre los datos reportados por la ministra Caro (10.027.254 habitantes) y los manejados en enero por el presidente Morales (10.389.913), una diferencia de 362.659 habitantes.

De acuerdo con estos nuevos datos se daría un cambio en el mapa político y económico de Bolivia, toda vez que se definirán nuevos niveles de distribución de los recursos de coparticipación impositiva, que se aplican con base en el número de personas que viven en cada región.

Asimismo, habría modificaciones en la distribución de los escaños tanto en la representación nacional como en las asambleas regional y local.

El Celade es un organismo dependiente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), especializado en censos de Latinoamérica y cuenta con expertos en demografía e información de la población, y será quien definirá la metodología y los criterios con los que se evaluarán y validarán los datos del censo.

Una vez llegado el equipo del Celade, para establecer el plan de trabajo con los otros organismos, se presentarán las metodologías que medirán la cobertura y calidad del operativo censal, proceso que la ministra Caro anticipó "suele durar meses".