El general Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, explicó que se logró frustrar un atentado en cercanías al portal Usme de Transmilenio, al parecer, contra comerciantes de la capital, quienes están siendo extorsionados por desmovilizados de la guerrilla de las Farc.

“Hay que aclarar que el explosivo que se logró controlar tenía 15 kilos de amonal (y no 25 kilos de Anfo como aseguraban las versiones preliminares), además se trataba de un artefacto improvisado”, indicó el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá y agregó: “El explosivo tenía un radio de acción de una manzana, evitamos realmente una tragedia. Esos explosivos aunque tienen una misión específica pueden acabar con muchas vidas”.

En entrevista con Blu Radio, el general Martínez negó que el explosivo tuviera como objetivo el portal de Transmilenio de Usme, la Escuela de Artillería o la cárcel La Picota (…) “Interceptamos el vehículo en movimiento, el explosivo no se encontraba en un parqueadero, fue en ese sitio pero lo pudimos detener en otra parte de Bogotá (…) Muy seguramente iba en contra de una empresa, establecimiento comercial o comerciante para presionar una extorsión”.
Las autoridades siguieron desde la localidad de Bosa el vehículo donde se transportaba el explosivo, lo interceptaron, lo requisaron y ahí encontraron el explosivo. Así que por seguridad se pidió evacuar la zona para hacer lo pertinente.

Explicó que la Policía viene haciendo un trabajo de inteligencia contra desmovilizados que trabajan ahora para el frente 53 de las Farc y que vienen operando en Bogotá. Dijo que ya se han logrado capturar varios sujetos (alias José o Tocayo, alias Michael o Steven, alias Abuelo, entre otros, dedicados a extorsionar).

“Son hombres que pertenecieron en su momento a las Farc y luego de desmovilizarsen están trabajando para la Red de Apoyo al Terrorismo del frente 53 de esta guerrilla, con el fin de presionar pago de extorsiones”, agregó.