Río de Janeiro. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aumentó en ocho puntos la intención de votos que recibiría por parte de los electores brasileños, según un sondeo divulgado este jueves por la versión digital del diario Estado de Sao Paulo.

Según la encuesta, la mandataria brasileña recibiría el 38% de los votos, ante el 30% registrado en julio, cuando su popularidad cayó tras la ola de manifestaciones que vivió Brasil en el mes de junio.

Además, Rousseff, del Partido de los Trabajadores y en la presidencia de Brasil desde enero de 2011, aumentó su distancia con sus supuestos rivales en la carrera electoral.

Según el sondeo, el segundo aspirante con más votos sería la ex ministra de Medio Ambiente Marina Silva, actualmente sin partido y que busca formar un grupo para presentarse a la presidencia, que tendría el 16% de los votos, ante el 22% que tenía en julio.

Por su parte, el actual senador Aécio Neves, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), lograría el 11% de los votos (ante el 13% de julio), y Eduardo Campos, del Partido Socialista Brasileño (PSB), el 4%, ante el 5% de hace dos meses.

El 15% de los 2.002 electores entrevistados entre el 12 y el 16 de septiembre en todo el país, dijo que votarían en blanco, y el 16% no sabían a quien votarían.

En caso de que hubiera un segundo turno, Dilma Rousseff también vencería en todas las supuestas hipótesis contra sus rivales. Ante Marina Silva, ganaría por 43 a 26% (ante un ajustado 35 y 34% respectivamente en julio), contra un candidato del PSDB ganaría 45 a 21%, y ante Eduardo Campos, por 46 a 14%.