Montevideo, Xinhua. La Cámara de Diputados de Uruguay aprobó con 50 votos a favor y 46 en contra el proyecto de legalización de la marihuana, una iniciativa del presidente José Mujica que ahora pasará al Senado.

El oficialista Frente Amplio (FA) aportó una ajustada mayoría para votar el texto que la oposición rechazó en bloque tras una sesión de 14 horas que terminó poco después de las cero horas de este jueves.

"Un plazo de tres meses es un tiempo prudencial para el estudio en el Senado, pero eso lo van a terminar de definir ellos", dijo uno de los coordinadores de la bancada del FA, Julio Bango, citado hoy por el diario "El País".

La aprobación del texto aún era una incógnita hasta entrada la noche cuando tomó la palabra el diputado del FA Darío Pérez, quien había expresado reparos a la liberalización y cuyo voto se requería para alcanzar los 50 votos.

Si bien Pérez reiteró su preocupación por el mensaje que plantea la legalización ante los jóvenes afirmó que "si no hacemos nada, nada va a pasar".

Las palabras del legislador eran las más esperadas en una sesión que había iniciado en la mañana del miércoles y donde se alternaron los discursos de apoyo de representantes del FA y de rechazo en la oposición.

Pérez aseguró que la marihuana es "una bosta" pero "lo seguirá siendo con o sin ley" y por eso anunció su apoyo a la decisión del FA.

Las tres fuerzas políticas opositoras con representación en la Cámara Baja emitieron declaraciones que impedían cualquier voto discordante de sus legisladores, algunos de los cuales habían manifestado interés en votar.

"Este proyecto lo que busca es resolver el problema del acceso y establecer mecanismos seguros para los usuarios", dijo en el debate uno de los autores de la iniciativa, el diputado del FA, Sebastián Sabini.

A su entender, "esta propuesta no busca ser un ejemplo para el mundo ni para la región, sino dar una respuesta a los problemas de la población uruguaya".

El diputado del Partido Nacional (PN), Gerardo Amarilla, miembro informante en minoría, lamentó que "se ha perdido más de un año discutiendo este proyecto en lugar de abordar los temas graves que existen".

"Tenemos el derecho a ensayar estas respuestas cuando lo que están en juego son vidas humanas. Creo que no", cuestionó durante el plenario en el montevideano Palacio Legislativo.

En tanto, el diputado informante del Partido Colorado (PC), Richard Sander, sostuvo que "no se precisa ningún tipo de drogas para ser feliz. Para ser feliz hay que ser sano, estudiar y tener valores".

Mujica sorpendió en junio de 2012 al promover la legalización del cannabis al considerar como un fracaso la política represiva contra el narcotráfico.

La ley proyectada prevé que el Estado otorgue licencias para la producción de marihuana que será distribuida a través de la red de farmacias.