Sangolqui, Ecuador. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el sábado que la inclusión de su país en una lista internacional por supuestas deficiencias en el control del lavado de dinero es una respuesta "prepotente" del "imperialismo" a la relación que tiene su Gobierno con Irán.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (FATF, por sus siglas en inglés), que comprende a algunas organizaciones regionales y a Gobiernos de todo el mundo, mencionó el jueves a Ecuador como una jurisdicción con deficiencias en la parte legal para el control del lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

Junto a Ecuador se colocó a Etiopía, Angola y Corea del Norte. Mientras, Irán fue mencionado como una jurisdicción con riesgo creciente debido al sustancial lavado de dinero y al financiamiento al terrorismo.

"Qué osadía, qué prepotencia. ¿Por qué? Por tener relaciones con Irán, eso es todo", dijo Correa en su informe semanal televisado desde un pueblo en las afueras de Quito.

"Palo para que no te portes malcriado, no hiciste lo que te dije, que no te metas con Irán. Entonces como te metiste con Irán te ponemos en la lista negra, eso es todo", agregó.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos respaldó el viernes el informe del organismo internacional.

Correa ratificó que el país andino ha tomado medidas para combatir estos delitos en materia legal y aumentar el control en el sistema financiero local, por lo que el informe del FATF tiene que "ver porque tenemos embajada de Irán".

Además dijo que la droga se vende en los países ricos del planeta y mencionó a Estados Unidos y Suiza.

"Y nosotros, colonia de nadie, al menos en este Gobierno, jamás vamos hacer" agregó Correa, quien llegó al pueblo de Sangolquí en silla de ruedas tras haberse sometido a una operación de rodilla en Cuba la semana pasada.

El mandatario ecuatoriano aseguró que presentará una protesta en la cumbre del Grupo de Río, que se desarrollará en México el próximo lunes y martes.

"Debido a esto vamos a llevar esta protesta a Grupo de Río y la propuesta para hacer nuestro grupo de control de lucha contra el narcotráfico, lavado de activos y denunciar esta nueva forma de imperialismo", concluyó.

Irán abrió su embajada en el socio más pequeño de la OPEP a inicios del año pasado. El Banco Central del país firmó un convenio con Teherán para el desarrollo de relaciones comerciales para importaciones y exportaciones.