Quito. Ecuador propondrá en la cita del Grupo de Río que comienza este lunes en México, la creación de un órgano regional que esté a cargo del control contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

La iniciativa, anunciada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, responde a la medida tomada por Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que incluyó a Ecuador –junto a Irán, Etiopía, Angola y Corea del Norte- en la lista negra de países donde preocupa el lavado de dinero.

En este contexto, Correa afirmó que le propondrá a sus pares de Latinoamérica “la creación de un propio grupo de control y lucha en contra del narcotráfico, lavado de activos y el financiamiento al terrorismo”.

A juicio del mandatario la actitud de GAFI responde a la decisión ecuatoriana de reforzar sus relaciones con Irán, sostuvo la Agencia Andes.

Correa enfatizó que “Tendremos relaciones soberanas con los países que nos del la gana (…) Nosotros no somos colonia de nadie y no vamos a soportar el imperialismo extemporáneo; aquí van a encontrar soberanía y dignidad (…) No les tenemos miedo y van a encontrar la respuesta adecuada a su prepotencia”.

Agregó que en su país no existe lavado de activos ni financiamiento de terrorismo. “Qué osadía”, exclamó.

Asimismo, Rafael Correa lamentó que en la GAFI los representantes de Brasil, Argentina y México, “en lugar de apoyar al Ecuador se sometieron a lo que dicen las potencias mundiales”, dijo

A su juicio esta actitud responde a la que tradicionalmente asumen funcionarios de segunda y tercera categoría que “agenciosos” aceptan las resoluciones de las potencias internaciones.