El presidente en funciones de Ecuador, Jorge Glas, demandó este martes explicaciones a Estados Unidos por el espionaje mundial, que calificó como "intolerable".

Glas, quien es el vicepresidente y está encargado de la jefatura de Estado ante la ausencia del mandatario Rafael Correa por vacaciones, dijo a periodistas que Washington debe aclarar esas denuncias, que afectan al planeta entero y atentan contra el derecho internacional.

"Tiene que haber transparencia. Tiene que respetarse las normas internacionales que protegen el derecho a la intimidad de las telecomunicaciones que, evidentemente, han sido vulnerados", dijo Glas.

Las declaraciones surgen tras una publicación del diario brasileño O Globo que indicó que el espionaje de Washington, denunciado por el ex contratista de la CIA, Edward Snowden, se expandió por toda América Latina.

Según el rotativo, las acciones se concentraron en particular en Brasil, México y Colombia, pero también "fueron espiados, aunque con menor intensidad, Venezuela, Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador".

El periódico sustentó la publicación en nuevos documentos, que aseguró, haber obtenido de la NSA filtrados por Snowden, y según los cuales, se deduce que Estados Unidos "no se interesaba sólo en asuntos militares", sino también en "secretos comerciales".

Glas rechazó asimismo la intercepción, hace pocos días, de correos electrónicos de las autoridades ecuatorianas, los cuales dijo, han sido filtrados a la prensa.

"Es evidente que han habido interceptaciones de correos electrónicos de autoridades en este gobierno, han sido publicadas por medios de comunicación nacionales. Esto es inaceptable y se requieren explicaciones y correctivos al más alto nivel", apuntó.

Más temprano, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, rechazó el espionaje de Washington a América Latina, según la publicación del diario brasileño.

Esto "demuestra que hay algunos países que consideran que todos son sus enemigos, que consideran que todos los demás países van a actuar en contra de ellos y es una posición inaceptable, es inaceptable que todos los países seamos vigilados, seamos espiados", dijo Patiño una entrevista televisada.