El gobierno de Ecuador respalda y asume las decisiones de Mercosur en apoyo al Presidente de Bolivia, Evo Morales, contra el espionaje masivo de Estados Unidos y en defensa del derecho de asilo, precisa un comunicado oficial.

Ecuador llamó también a sus embajadores en Francia, Portugal, España e Italia, ante los actos de esos gobiernos calificados como discriminatorios, arbitrarios, inamistosos, hostiles, y violatorios de los Derechos Humanos contra un Jefe de Estado latinoamericano.

El vicepresidente Jorge Glas, representó al Gobierno en la Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur realizada en Montevideo, Uruguay, con ocasión del traspaso de la Presidencia Pro Tempore de ese organismo a la República Bolivariana de Venezuela.

Glas manifestó que el Gobierno del Ecuador comparte plenamente las decisiones adoptadas por los Estados parte de Mercosur y, por tanto, hace suyos los compromisos derivados de dichas decisiones.

Además de respaldar la denuncia presentada por Bolivia ante la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Ecuador, como los Estados parte de Mercosur, convocará a sus Embajadores en esos países europeos para que informen sobre los hechos ocurridos.

Igualmente, la Cancillería ecuatoriana presentará, de forma coordinada con la Presidencia Pro Tempore de Mercosur, una nota formal de protesta frente a los cuatro países, demandando explicaciones, así como las correspondientes disculpas.

Según Prensa Latina, adicionalmente, la Cancillería citará a los embajadores de cada uno de estos países acreditados en Quito, a efectos de ponerlos en conocimiento de las decisiones anteriormente explicitadas.

Acompañaron al Vicepresidente Glas, el Canciller Ricardo Patiño, y el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, en esta cumbre donde dos nuevos países, Guyana y Surinam, se integraron a Mercosur.

De esta forma, la totalidad de los países de América del Sur forman ahora parte de este foro de integración, bien como miembros plenos, o como Estados asociados.