Quito, Andes. Ecuador y Reino Unido crearán una comisión binacional para buscar una salida diplomática, es decir, para tratar el salvoconducto para el fundador de Wikileaks, Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio de 2012. Así lo informó el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

"En 15 días estarán los nombres puestos y en las siguientes semanas ya empezarán a trabajar. También en este tiempo definiremos los mecanismos de cómo funcionará esta comisión (...) Vemos con buenos ojos la aceptación de la diplomacia británica para crear esta comisión", dijo el canciller Patiño en una rueda de prensa desde la capital británica.

Después de reunirse con Assange hasta las cuatro de la mañana de Londres, el canciller dijo que el periodista es escéptico en que se Londres tome una decisión pronto. "Cuando uno actúa por principios no tiene premura por el tiempo. Ni el señor Assange ni Ecuador tienen esa premura", dijo el diplomático.

El canciller informó que Assange está bien de ánimo aunque él mismo habría omitido hablar sobre su salud.

Consultado sobre una publicación británica que afirma que Ecuador permitiría el escape de Assange, el canciller fue enfático en decir que el país no lo permitirá. "No vamos a hacer que Julian Asaange se escapé de la embajada, no vamos a hacer nada ilegal ni subrepticio. Ecuador no va a actuar irregularmente, cuando el señor Assange salga de Ecuador va a salir por la puerta ancha, a nuestro país, a la libertad. Va a salir cuando tenga el salvoconducto británico", aseguró.

Criticado sobre el supuesto ataque a la libertad de expresión en Ecuador, Patiño recordó que lo único que se ha hecho es terminar la época en que los medios de comunicación controlen políticamente al país. "Hay un pequeño grupo muy poderoso que hace campañas de desprestigio a nivel nacional e internacional (...) vayan al Ecuador, lean los periódicos, vean la televisión, escuchen la radio y miren cómo esta vigente la libertad de expresión", respondió Patiño a una periodista colombiana.

El canciller reconoció que la actual situación con el el tema Assange ha limitado un poco los diálogos políticos con la diplomacia de Reino Unido pero, aseguró, que en los otros niveles diplomáticos -a nivel comercial o cultural- las relaciones siguen un curso normal.

Patiño evitó valorar si es más riesgoso que Assange esté en Reino Unido o en Suecia. "Independiente del país que fuera, el señor Assange nos pidió el asilo, lo cierto es que él corre riesgo donde esté y por eso está en nuestra embajada", aseguró.

Ricardo Patiño descartó la posibilidad de que Ecuador mantenga diálogos con la diplomacia de Suecia. "Suecia no ha accedido al pedido hecho por los abogados de Assange para que le tomen declaraciones en la embajada. Ahora hay una discriminación negativa con respecto. Le hemos dado todas las facilidades a la justicia sueca para que realice su trabajo. Es la justicia sueca la que no quiere que ese proceso continúe porque son ellos los que no han querido venir a nuestra embajada para tomar las declaraciones", recalcó.

El canciller también criticó el espionaje realizado por Estados Unidos a las cuentas de redes sociales y Correos electrónicos de los ciudadanos del mundo. "Resulta que un país se ha tomado la atribución de espiar al mudo entero y a violar el derechos humanos del mundo entero. Allá nos preocupa que vaya el señor Assange a ser enjuiciado. Estamos hablando que personas que han denunciado masivas violaciones de los derechos humanos ahora son las perseguidas" anotó.

Patiño concluyó diciendo que es un deber de la comunidad internacional evitar que se cometa una injusticia. "En este proceso se han pasado por encima de la carta de derechos humanos. Están violentando gravemente los derechos humanos del señor Assange. Comenzaremos un nuevo periodo de diálogos internacionales para que se conozca más de este caso", dijo.