Nueva York. Un gran jurado federal en Nueva York acusó al ex presidente guatemalteco Alfonso Portillo por lavado de dinero, acusándolo de malversar decenas de millones de dólares públicos lavados a través de bancos locales y extranjeros.

Las acusaciones fueron publicadas este lunes, un día después que las autoridades en Guatemala buscaron al ex presidente en varias de sus propiedades por una petición de extradición de Estados Unidos. Sigue sin conocerse su paradero.

El gran jurado sospecha que Portillo, quien fue presidente entre 2000 y 2004, desvió US$1,5 millones de donaciones del gobierno taiwanés para un programa llamado "Libraries for Peace" a cuentas controladas por familiares y amigos, entre otras acusaciones.

La acusación también presume que Portillo malversó al menos US$3,9 millones del Ministerio de Defensa guatemalteco que fueron lavados mediante el banco Crédito Hipotecario Nacional (CHN) al abusar de sus poderes de monitoreo con el banco, y mediante una empresa guatemalteca llamada Confia.

"Portillo malversó dinero del gobierno guatemalteco e hizo un número de transacciones fraudulentas a través de CHN y otros bancos guatemaltecos para enriquecerse a sí mismo y a sus co-conspiradores", decía la acusación, agregando que los fondos mal habidos también fueron canalizados a través de cuentas bancarias en Estados Unidos y Europa.

No se identificó a los co-conspiradores.

Portillo, quien también enfrenta cargos por corrupción en Guatemala, ganó la presidencia prometiendo redistribuir la riqueza.

Abandonó el país poco después de terminar su mandato de cuatro años en 2004 y pasó los siguientes cuatro años en México.

Portillo fue extraditado desde México a Guatemala en 2008 para enfrentar acusaciones de malversación de millones de dólares del dinero público durante su gobierno.