El exministro boliviano Arturo Murillo fue condenado a 70 meses de prisión por haber participado en el delito de sobornos recibidos a cambio de ayudar a una empresa estadounidense a obtener un contrato, informó el miércoles (04.01.2023) el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Murillo, de 58 años, fue ministro de Gobernación de Bolivia durante el mandato interino de Jeanine Áñez, quien llegó a la presidencia en 2019 tras la renuncia del izquierdista Evo Morales (2006-2019) en medio de protestas por un supuesto fraude electoral.

El exministro "recibió al menos US$ 532.000 en pagos de sobornos de una empresa con sede en Florida" a cambio de ayudarle a conseguir un contrato de aproximadamente US$ 5,6 millones para proveer gases lacrimógenos y equipamiento no letal al Ministerio de Defensa boliviano, señala el Departamento de Justicia en un comunicado, citando documentos judiciales.

Murillo y sus cómplices lavaron el dinero percibido a través del sistema financiero estadounidense, incluidas cuentas bancarias en Miami, Florida, donde el exministro habría recibido unos US$ 130.000 en efectivo.

El exministro Murillo se declaró culpable en octubre de 2022 y sus cómplices, Sergio Rodrigo Méndez, Luis Berkman, Bryan Berkman y Philip Lichtenfeld, ya fueron condenados en junio de ese año.