Washington. El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dennis Blair, si bien advirtió que la democracia mexicana atraviesa por una “severa prueba” debido a los embates del crimen organizado, descartó que ello pueda desestabilizar al país.

En la Evaluación Anual de Amenazas, Blair destacó la voluntad del gobierno de Felipe Calderón en la lucha contra las mafias, informó Vanguardia.

Al reunirse con el Comité de Selecto de Inteligencia del Senado, el funcionario estadounidense sostuvo que “Calderón está determinado a romper el poder y la influencia de los cárteles y reducir el flujo de drogas, a pesar del lento progreso y de los continuos altos niveles de violencia”.

Concluyó que “estimamos que los traficantes de drogas probablemente no desestabilizarán la situación política, aun con un aumento de la violencia”.

Dentro del presupuesto solicitado para el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. para el año fiscal 2011, se demanda mayores fondos para reforzar la vigilancia fronteriza con México con muros, policías y armas.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, pidió US$ 56.300 millones -sumando los gastos discrecionales y los obligatorios-, lo que implica un aumento de 2% respecto al año fiscal anterior.

De esos recursos, US$4.600 millones buscan reforzar el trabajo de 20 mil agentes de la Patrulla Fronteriza y completar el primer segmento de un “muro virtual” con equipos de alta tecnología, que contempla torres de observación, radares, sensores de movimiento y cámaras para detectar los cruces ilegales.