La Paz, Xinhua. El encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia, Larry Memmott, dijo este lunes que el gobierno estadounidense tiene la propósito de superar las "tensiones y recuperar la amistad" con el país andino a través de la diplomacia.

El representante estadounidense hizo estas declaraciones durante el acto de posesión del nuevo embajador de Bolivia en el Reino de Países Bajos, Eduardo Rodríguez Veltzé.

Memmott consideró clave la diplomacia para superar las tensiones entre países, por lo cual apunta a trabajar en esa línea con la administración de Evo Morales, con quien el país del norte mantiene una relación compleja, recrudecida por la denuncia de que participó en el bloqueo al avión presidencial de Bolivia en Europa el pasado 2 de julio.

Anunció que apostará a la diplomacia para lograr reconducir las relaciones bilaterales, que están a nivel de negocios, luego de que en 2008 fue expulsado el embajador estadounidense Philip Golberg por acciones de injerencia política.

"El nuevo embajador (de Bolivia ante los Países Bajos) ha dicho que en los tiempos cuando hay tensiones, hay dificultades, es muy importante la diplomacia, yo creo que es muy importante recordar que la diplomacia entre dos países, cuando hay tensiones, es clave para poder resolver esas tensiones y recuperar la amistad", indicó Memmott.

Las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos atraviesan momentos difíciles, pese a la firma de un Convenio Marco que suscribieron ambos países el 7 de noviembre de 2011, que entre otros puntos establecía la restitución de embajadores que hasta la fecha no se dio.

Washington propuso en diciembre de 2012 a Jamen D. Nealon como su nuevo representante, pero el gobierno boliviano congeló el trámite.

El reciente incidente entra ambos países se dio cuando el gobierno boliviano acusó a Estados Unidos de ser el responsable de bloqueo aéreo que sufrió Morales en Europa el pasado 2 de julio

En esa ocasión España, Francia, Portugal e Italia negaron el tránsito de la nave del presidente ante la sospecha de que el ex contratista de inteligencia de Estados Unidos, Edward Snowden se encontraba a bordo.