Phoenix, EE.UU. El gobierno de Estados Unidos retiró US$50 millones en financiamiento para un polémico "muro virtual" diseñado para reforzar la frontera con México y congeló fondos adicionales para el proyecto que están pendientes de revisión.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que la asignación de US$50 millones en fondos, realizada bajo el Acta de Recuperación, sería retirada del atribulado programa SBInet de alta tecnología.

El programa busca engranar cámaras de video, radares, sensores y otras tecnologías en un sistema para detectar a los contrabandistas.

Napolitano agregó que el proyecto, iniciado en 2006 y que era desarrollado por Boeing Co, ha presentado muchos problemas técnicos, metas sin cumplir y sobregiros en los costos.

"Efectivo inmediatamente, el Departamento de Seguridad Nacional redestinará US$50 millones del fondo del Acta de Recuperación originalmente asignado a SBInet (...) a otra tecnología de seguridad probada y comercialmente disponible a lo largo de la frontera sudoccidental", dijo.

El programa SBInet está enfocado en brindar seguridad a áreas entre las puertas de entrada de la frontera mexicana. Su meta es integrar tecnologías nuevas y existentes para permitirle a la policía fronteriza federal detectar y responder a incursiones en la frontera.

Las críticas al proyecto se han centrado en el desarrollo de costosos nuevos sistemas en vez de utilizar las tecnologías disponibles, además de una consulta insuficiente con la policía fronteriza, entre otros asuntos.

Napolitano explicó que los fondos serán reasignados a adquirir tecnologías existentes que incluyen equipos de vigilancia móvil, aparatos de visualización térmica, sistemas de detección de aviones ultra-livianos, radios móviles, cámaras y computadores portátiles para vehículos de patrulla fronteriza.

La funcionaria añadió que el departamento también congeló todos los fondos desplegados inicialmente para el SBInet hacia dos áreas al sur de Tucson y Ajo, Arizona, a la espera de que sea completada una evaluación que fue ordenada en enero.

El senador John McCain, un republicano de Arizona y crítico desde hace mucho del programa SBInet, celebró el martes la decisión de Napolitano de reasignar los fondos del programa.

"Luego de gastar más de US$1.000 millones de los contribuyentes en un sistema fallido de sensores y cámaras a lo largo de la frontera sudoeste (...) me complace que la secretaria Napolitano haya decidido en su lugar volver a la tecnología comercial disponible que puede ser usada de inmediato para seguridad fronteriza", dijo en un comunicado.

Cada año, contrabandistas mexicanos ingresan toneladas de drogas ilegales y guían a cientos de miles de inmigrantes indocumentados a través de la frontera estadounidense.