El viceministro boliviano de Defensa Civil y Sustancias controladas, Felipe Cáceres, informó este martes de la reducción en el presupuesto para la lucha antidrogas que enfrenta actualmente Bolivia.

Esta reducción en la cooperación estadounidense es a causa de la recesión económica que ha obligado a los estados a disminuir los gastos en sus políticas, tanto internas como exteriores.

"Estados Unidos pasa también por un momento de crisis, una recesión económica y, por tanto, es entendible de que haya un recorte presupuestario", indicó, al tiempo de precisar que de US$26 millones asignados en 2009 para interdicción y erradicación, se redujo a US$22 millones en este período.

El funcionario explicó que este vacío presupuestario podría ser completado con recursos propios del Tesoro General de la Nación para continuar con la lucha contra el narcotráfico - Bolivia erradicó más de 6.400 hectáreas ilegales en 2009-, y la revalorización de la hoja de coca, "ya que son políticas del Estado y que deben cumplirse mediante leyes bolivianas y resoluciones de Naciones Unidas", sostuvo.

 Asimismo, informó que 1.600 efectivos serán desplazados a diversas zonas sensibles, tanto en el trópico de Cochabamba, como en los Yungas de La Paz, para arrancar las faenas de racionalización de los cultivos excedentarios, en rezago desde el 25 de enero.

"El gran desafío, la meta y el reto es definitivamente superar los logros del año pasado", apuntó, según declaraciones reproducidas por Hoy Bolivia.